Mendoza volvió a prohibir las reuniones sociales por un aumento de casos positivos


Cuando en Mendoza se estaban flexibilizando los protocolos con el distanciamiento social, dio positivo el empleado de una bodega y luego otras nueve personas en la localidad de Maipú.

El viernes dio positivo un empleado de una bodega (el caso 98), y con él se contagiaron otros dos compañeros de trabajo en la planta dedicada mayoritariamente a producir vinos en Tetra Brik, ubicada en el carril Rodríguez Peña, de Maipú.

Además, tres familiares de uno de ellos también contrajeron la enfermedad, junto a otros nuevos casos que se dieron todos en el mismo barrio.

Como los empleados trabajan en el sector expedición de la bodega, se buscó el «nexo 0» epidemiológico por el contacto con algún camionero, pero como aparecieron otros infectados, todos vecinos del barrio González Galiño de Luzuriaga, Maipú, se determinó que el foco de infección tuvo su origen en una fiesta prohibida, entre el 4 y el 6 de junio.

En dicho encuentro, de acuerdo a las investigaciones, no se respetaron las normas mínimas de bioseguridad, circuló la denominada «jarra loca», y uno de los contagiados admitió haber compartido una cerveza «tomando del pico» con el hombre del «caso 98».

Otros dos infectados que participaron de la fiesta, un empleado de una pizzería, y una mujer que trabajaba en una cervecería, obligaron a clausurar preventivamente esos locales, y a aislar a más de 100 personas.

La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal, informó que el nexo epidemiológico se pudo haber dado en esa fiesta privada cuando aún se estaba en la etapa de aislamiento, y sostuvo que «aparentemente (los contagiados) formaron parte de una reunión fuera de toda normativa».

En ese sentido, la funcionaria dijo que el gobierno de Mendoza hizo la denuncia ante la Justicia, a la vez que la cartera sanitaria contactó a un centenar de personas para evitar un mayor número de contagios.

El contagiado por el denominado «caso 98» dio positivo el viernes 12 de junio, cuando ya estaba internado, pero desde el lunes 8 de este mes no concurría a trabajar porque ya estaba con síntomas de la enfermedad.

También se informó que desde el sábado 13 el establecimiento vitivinícola en el que trabajan 170 personas, no opera para desalentar máscontagios y para monitorear la situación.

Por otra parte, el gobernador Rodolfo Suárez, manifestó la necesidad de volver a las salidas para compras o actividades recreativas según la terminación del número de DNI, “porque regula la cantidad de gente” y remarcó: “Seremos muy estrictos en esa medida porque es allí donde aparecen los contagios, pero no podemos seguirlos porque es difícil y no tenemos registros de cómo ocurre”.

Suárez precisó que “por muy pocos irresponsables, la gran mayoría de mendocinos y mendocinas nos vemos ahora afectados”, en referencia a los diez contagios que se dieron a partir del “caso 98”, quien habría participado de fiestas clandestinas de más de 20 personas en el departamento de Maipú.

Comments

comments