Menor sobreviviente de cáncer se quitó la vida por el bullying escolar


La pequeña tenía la sonrisa «torcida» debido al tratamiento al que fue sometida, una razón que la hacía blanco de burlas.

nuina

La pequeña Bethany Thompson vivió una terrible pesadilla al luchar contra un tumor cancerígeno en el cerebro y cuando por fin logró librarse de esa enfermedad, vendría algo aún peor para lo que no estaba preparada, la crueldad y bullying de otros niños de su edad, por lo que no aguantó más y decidió quitarse la vida.
Con tan sólo 11 años, la niña se había convertido en una sobreviviente del cáncer cerebral pero al ser constantemente acosada y víctima de burlas por tener una sonrisa “chueca”, debido a la enfermedad que padeció, terminó con su vida.
Wendy Feucht, madre de la menor, manifestó que Bethany le dijo a su mejor amiga que ya no podía más, por lo que cuando la niña llegó a su casa proveniente de la escuela  tomó la decisión fatal de dispararse con una de las armas que había en la casa.

Su familia y amigos recuerdan Bethany como una niña generosa, amorosa y llena de vida. Le encantaba nadar, los animales y escuchar música. Por otro lado, el director de la escurla de Bethany está investigando el caso, a la vez que la madre exhorta un cambio urgente dentro de la institución.

Cerca de 400 personas acudieron a la Iglesia Metodista Unida del Norte Lewisburg el último domingo por la noche para una recaudación de fondos para cubrir los gastos del funeral. El evento recaudó más de 5.500 dólares, además de 2,000 dólares en donaciones, dijo Ashley Cozad, un amigo de la familia que organizó el evento.

La familia planea utilizar los fondos restantes para establecer un fondo de becas en nombre de Bethany y para sensibilizar a la comunidad contra el bullying.

Comments

comments