“Mi gladiador bajó su escudo”: Falleció Alfie, el niño que motivó una batalla legal en Reino Unido


Alfie Evans padecía de una enfermedad degenerativa irreversible que lo tenía en un “estado semivegetativo”. A pesar de que los padres se oponía, los médicos quitaron el respirador artificial hacía cinco días.

Alfie estaba a punto de cumplir 2 años de edad, pero a pesar de su pequeñez el Reino Unido entero estaba al tanto de su salud. Los médicos ingleses habían desconectado el respirador artificial del niño por orden judicial. Sin embargo, los padres se oponían a que esto suceda y pedían autorización para llevar al pequeño a ser tratado en Italia.

El Gobierno de Italia había habilitado la nacionalidad y ofrecido un avión militar para recoger al paciente. Incluso el papa Francisco se había involucrado en el asunto pidiendo que se diera lugar al deseo de los padres. Más allá de la insistencia, Alfie no pudo sobrevivir y falleció. Su padre comunicó en Facebook la desgarradora noticia: “Mi gladiador bajó su escudo y se ganó sus alas a las 2.30. Totalmente desconsolado. Te amo, mi niño”.

El hospital Alder Hey de Liverpool, donde Alfie estaba ingresado desde diciembre de 2016, emitió hoy un comunicado: “Todos nosotros lo sentimos mucho por Alfie, Kate, Tom y toda su familia, y nuestros pensamientos están con ellos. Este ha sido un momento devastador para ellos y pedimos que se respete su privacidad y la del personal del Alder Hey”.

Comments

comments