Millones de ratas y arácnidos intentan escapar de las intensas lluvias en Australia


Las zonas oriental y rural sufren desde la semana pasada una masiva ocupación de roedores que alarma a los pobladores por las enfermedades que puedan originarse. Además, millones de arañas intentan escapar al agua en Nueva Gales del Sur, en medio de inundaciones que preocupan a toda Australia.

Ciudades ubicadas en Nueva Gales del Sur «fueron literalmente invadidas por las ratas» y «al menos tres personas fueron mordidas por roedores dentro de hospitales», según informó el diario británico Express online, citado por la agencia Ansa.

Los expertos advierten que la difusión de los roedores no hará más que empeorar en los próximos días y asociaron este fenómeno a las lluvias estivales que este año fueron insólitamente intensas en toda Australia oriental, luego de años de sequía.

Los agricultores de Nueva Gales del Sur señalaron «un drástico aumento» de la población de roedores, que fueron hallados en enjambres en silos de granos, casas y pajares.

Existe además alarma por la seguridad del agua potable, con advertencias -puntualiza la misma fuente- de esqueletos de ratas que terminan en los tanques.

A este fenómeno se suma la invasión de arañas. Un vecino de Nueva Gales del Sur, pinta la situación casi tanto como los videos del lugar. «Las arañas se subieron a la casa, a las rejas y a cualquier cosa a la que se pudieran trepar», contó Matt.

La aracnóloga Lizzy Lowe explicó que no hay más arañas de lo normal. «No hay más arañas, sólo se están viendo más. Muchas de estas arañas viven en el suelo», puntualizó, según indica The Guardian.

Lowe intentó calmar el miedo que producen estos arácnidos en la población, al asegurar que «no le harán ningún daño a nadie». «Sólo están intentando sobrevivir. Lo menos recomendable es usar el spray insecticida».

 

VIDEO:

Comments

comments