Murió un docente porteño por coronavirus: versiones cruzadas entre un gremio y el Gobierno de la Ciudad


Los sindicalistas convocaron a un paro general por el fallecimiento de un profesor que daba clases en Lugano. La ministra de Educación, Soledad Acuña, dijo que el maestro había ido a trabajar solo un día.

El gremio docente Asociación Docente de la Ciudad de Buenos Aires (Ademys) convocó a un paro este lunes por la muerte del profesor Jorge Langone, quien falleció luego de haber contraído coronavirus.

Mientras el sindicato dice que el hecho se debe “una política aperturista de los gobiernos que privilegian los intereses económicos por sobre la salud, exponiendo a toda la comunidad educativa a contagios y muertes evitables”, desde el gobierno porteño afirman que el docente fallecido había concurrido un solo día a la escuela y que la presencialidad no es un factor de contagios.

“Es una especie de crónica anunciada de lo que veníamos denunciando. Jorge, como otros trabajadores, se ve expuesto diariamente al Covid sin que los gobiernos tomen medida alguna”, expresó Amanda Martín, Secretaria Gremial de Ademys, en declaraciones a FM La Tribu. Para Martín, los gobiernos nacional y porteño “defienden una supuesta presencialidad sin recursos ni precauciones” y “no están tomando las medidas necesarias para prevenir la segunda ola”.

“¿No piensan tomar medidas como reducción de la circulación, medidas en el transporte público, restringir actividades no esenciales y eventualmente pasar la escuela a la virtualidad, con recursos, por supuesto? No hemos escuchado nada de eso”, se preguntó la dirigente sindical, que no pudo confirmar si el docente fallecido se había llegado a dar la vacuna. “Los maestros y profesores de escuela media estamos en el grupo de prioridad 4”, enfatizó.

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, declaró que Langone había asistido un solo día a la escuela y que había estado presente durante un solo turno. “Esta persona se sintió mal ese mismo día, el 22 de febrero, por lo cual se retiró. No cumplió todo su turno, se fue a testear, dio positivo y nunca más concurrió a la escuela, con lo cual estuvo un solo turno, un solo día en el establecimiento”, indicó en conferencia de prensa.

Se le tomó la temperatura y se le facilitó la mascarilla de acetato, además del tapabocas”, agregó la funcionaria.

En el mismo sentido, aunque sin hacer referencia al caso, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que “las escuelas abiertas no generan un riesgo mayor de contagio que en cualquier otro punto de la Ciudad”.

“No podemos decir que se contagió en la escuela, pero lo que sí pasa es que ya tenemos docentes que a su vez contagiaron familiares. Él es el primero, pero no podemos decir que vaya a ser el último”, retrucó Mariana Scayola, la secretaria general de Ademys.

El sindicato brindó una conferencia de prensa esta tarde desde la Escuela Técnica N°13 del barrio de Villa Lugano, donde trabajaba el docente fallecido. Allí llamaron a que se realice un paro total de actividades en el resto de las escuelas porteñas “en el marco de un día de duelo y protesta”.

En un comunicado de prensa denunciaron, además, al gobierno porteño por lo que consideran que son protocolos limitados: “En particular, la política del gobierno de Larreta y Acuña que presionan a las escuelas para garantizar la presencialidad sin condiciones epidemiológicas y sin que se respeten los protocolos, promoviendo una mayor flexibilización en pleno comienzo de la segunda ola, ocultando casos, presionando para no realizar los aislamientos y cierres de burbujas, expone al conjunto de la comunidad educativa”.

Comments

comments