No cesa la tensión en la sede central de la Uocra tomada por opositores a la cúpula


La policía continúa apostada en el lugar mientras manifestantes amenazan con prender fuego.

La cuadra de Bouquet Roldán entre Elordi y Sargento Cabral ayer fue escenario de una confrontación violenta. El local de la Uocra neuquina fue copado por un grupo de afiliados que echó a las autoridades que se encontraban en el lugar y pidió cambios en la conducción del gremio en la provincia.

Con el objetivo de “terminar con las mafias que conducen el sindicato” los manifestantes amenazaron con prender fuego el inmueble asegurando haber entrado con bidones de nafta.

“Queremos que la Uocra nacional nombre a un interventor que represente a los trabajadores para que se normalice el gremio como corresponde”, declaró u vocero identificado como Andrés.

El grupo sublevado no reconoce la autoridad del interventor Víctor Carcar ni la de quien ejerció el mando en segundo lugar, Juan Carlos Levi. Este último se encuentra preso, con preventiva, sospechado de ser el organizador del ataque con armas de fuego registrado la semana pasada en un yacimiento de la multinacional petrolera Shell en Vaca Muerta.

Con las amenazas de incendio subiendo de tono en el interior de la sede tomada de la Uocra, el Gobierno mandó a la escena al subsecretario de Seguridad, Gustavo Pereyra. Mientras que el fiscal Azcárate envió a un experto en mediación en conflictos. Sin embargo, ambos coincidieron en que no había chances de negociación porque los ocupantes del local gremial no reconocían a ningún referente como interlocutor del diálogo.

La toma de la sede gremial está directamente vinculada a la interna política en el gremio de la construcción, así como al ataque al bloque Sierras Blancas, de Shell.

A cargo de la situación en la sede de la Uocra quedó el fiscal Diego Azcárate.

Comments

comments