Nuevo impuesto a la renta financiera: cuánto se pagará por los plazos fijos


El tributo se aplicará a un universo muy amplio que va desde ganancias por los plazos fijos, cobro de alquileres y la compra de bonos emitidos por el Estado Nacional o provincial, en pesos y en dólares.

El Gobierno publicó finalmente este jueves el decreto reglamentario de la Ley de Reforma Tributaria para el impuesto a las ganancias sobre la renta financiera. Claves para entender los cambios:

-¿Qué tipo de ganancias e inversiones comenzarán a tributar este impuesto a partir de ahora?

-Los alquileres siempre estuvieron gravados. Lo que se agrega ahora como novedad es la renta financiera de los bonos y de los plazos fijos.

-¿Quiénes deberán presentar una declaración jurada de Ganancias?

-Se aplica a un universo muy amplio que va desde ganancias por los plazos fijos, el cobro de alquileres y la compra de bonos emitidos por el Estado Nacional o provincial, en pesos y en dólares.

-¿A partir de cuándo se comienza a pagar?

-Se comienza a pagar a partir de ganancias por encima de los $66.917,91 durante todo 2018. Ese mínimo no imponible es para cada tipo de inversión y se va actualizando anualmente en base al IPIM (Índice de Precios Internos al por Mayor) que publica el Indec. Las alícuotas son del 5% para ganancias en pesos y 15% para ganancias en dólares.

-¿Se deberá tributar por la compraventa de dólares?

-La compraventa de dólares genera una diferencia de cambios que no está gravada por el Impuesto a las Ganancias. Eso pasa también en los plazos fijos en dólares, donde la única ganancia que se grava son los intereses y no las diferencias de cambio.

-¿Quiénes quedan exentos?

-No deben presentar una declaración jurada las personas cuyas ganancias deriven únicamente del “trabajo personal en relación de dependencia, siempre que al ser pagadas dichas ganancias se hubiese retenido el impuesto correspondiente”, según el texto del decreto.

-¿Cómo se aplicará a la compraventa de inmuebles?

-Con la nueva reglamentación, el pago de impuesto a las Ganancias por la compraventa de inmuebles reemplazará al impuesto anterior: el ITI (Impuesto a la Transferencia de Inmuebles) que paga el propietario y que representa el 1% del precio de venta. Se deja de pagar el ITI y se empieza a pagar el impuesto a las Ganancias. La diferencia es que el anterior era un impuesto sobre el total de la venta y ahora se toma en cuenta el precio de venta menos el costo.

Comments

comments