Para el concejal Ariel Kogan, el enojo de la gente es “irracional”


El actual concejal justicialista de la ciudad de Neuquén, Ariel Kogan, analizó en el programa Contrafuego de Radio Del Valle, la protesta que anoche se desarrollo en varias ciudades del país, incuida Neuquén, contra el gobierno nacional de Cristina Kirchner.

El edil arrancó diciendo que ante el reclamo de más seguridad, “eso depende en realidad de los gobiernos provinciales”.

Bienvenida la manifestación pública de los sectores medios ya altos de la sociedad que critican a nuestro gobierno. La democracia que supimos conseguir todo tiene derecho a expresarse y a peticionar a las autoridades. Así que desde ese punto de vista me parece absolutamente sano”, expresó Kogan.

Algunas consignas tenían que ver con la seguridad, basta de inseguridad decían algunas pancartas, otras consignas tenían que ver con la reforma de la constitución, otras tenían que ver con una especie de grito de libertades, basadas en el cepo cambiario, los controles al dólar básicamente. La que tiene que ver con la inseguridad, que es una cuestión que aflige en mayor o menor medida y de acuerdo al lugar donde viva cada uno, depende en realidad de los gobiernos provinciales”, aseguró.

Continuando con la enumeración de los reclamos, el legislador expresó que aquellos que están manifestándose en contra de una reforma constitucional, en realidad, núnca pensaron o discutieron los motivos que se plantean para modificar la madre de las leyes. “En realidad no creo que ninguno, ninguna de las personas que ayer se manifestó, planteen objeción, o por lo menos hayan discutido o se hayan puesto a pensar cuáles son las cuestiones, los pilares que se plantean reformar de la Constitución Nacional. Están expresando una crítica al gobierno”.

En tanto Kogan, manifestó que no comparte el enojo de quienes tienen parte de su economía en negro, y ahora tengan que blanquearlo, y aseguró que no se puede plantear una mejora en la calidad de los servicios que presta el Estado, si uno se niega pagar los tributos.

Yo entiendo que sectores medios y altos que tengan parte de su economía en negro estén enojados porque tengan que blanquearlo, lo entiendo perfectamente, por supuesto que no comparto el enojo, es un enojo básicamente irracional, no se puede plantear una disminución de la carga tributaria que de paso en nuestro país es bastante inferior al de los países desarrollados. No se puede plantear una mejora en la calidad general de los servicios que presta el estado si uno se niega a pagar los tributos. Pero me parece que fue una movilización pacífica y bienvenido a la expresión política estos sectores”.

Hablando de impuestos, viene bien recordar que fue Kogan, el pasado mes de junio, junto a sus pares, Martinez y Buffolo, quienes propusieron aplicar un impuesto municipal a los hipermercados y otros servicios de gran envergadura, para crear un fondo que permita subsidiar el boleto de colectivo “a los trabajadores”. “Pretendemos cobrar un impuesto a unas pocas grandes empresas que se llevan de la ciudad 2600 millones de pesos por año, para abaratar el costo del transporte de los trabajadores de la ciudad”, dijo Kogan en esa oportunidad.

La realidad ya la conocemos, las empresas ni lerdas ni perezosas hubiesen aplicado ese porcentaje al bolsillo de la clase trabajadora, la misma de la que habla el funcionario justicialista, los mismos “trabajadores” que usan el transporte público de pasajeros y sufren la inflación en las góndolas cada día. Eso, lejos de un “Peronismo Solidario”.

Comments

comments