Para los economistas, el dólar blue seguirá su escalada al corto plazo


El intenso calor que se vive en Buenos Aires no logró frenar la corrida del mercado cambiario. Mientras el temor de una subida sin límite del dólar blue -que tocó los $8-, economistas analizaron la situación y coincidieron en que habrá un límite para el ascenso a largo plazo. Aunque nadie se anima a poner una cifra concreta, y la especulación sigue su juego.

La escalada del dólar paralelo va más allá de una cuestión estacional, mientras la gente se las rebusca para conseguir dólares.

La escalada del dólar paralelo va más allá de una cuestión estacional, mientras la gente se las rebusca para conseguir dólares.

«Mientras el Gobierno siga creyendo que puede emitir a tasas del 40% anual sin que nada pase, la situación tenderá a agravarse», dijo Ramiro Castiñeira, economista en jefe de la consultora Econométrica, aunque consideró que la suba no es indefinida. «El mercado no es sonso. El dólar blue no va a volar», advirtió.

Por su parte, su par en Orlando Ferreres & Asociados, Fausto Spotorno, cree que el ritmo del aumento irá cediendo. «Veo difícil que siga subiendo mucho más. Haber subido casi 30% en un mes es mucho. La tendencia a largo plazo es de suba pero no a este ritmo», expresó, y pronosticó que «a fin de año el dólar paralelo podría estar arriba de $8».

No obstante, tratándose de un año electoral, es difícil especular con las posibles acciones del Gobierno. Spotorno consideró que desde la Casa Rosada «van a tratar de mantener el mercado como está», aunque opinó que lo más recomendable sería liberar el tipo de cambio, lo cual beneficiaría principalmente a la industria.

Otra opción sería, como también dijo este viernes (ayer) el ex ministro de economía Roberto Lavagna, desdoblar el dólar para que haya un financiero turístico y uno comercial por el otro. De esta manera, se buscaría legitimar la situación actual.

Para el ex viceministro de Economía Jorge Todesca, «la presión sobre el tipo de cambio va a continuar». «El dólar paralelo va a seguir estando presente. No hay un techo, aunque llegado el momento tendría que haber un cambio de política. La economía no pude funcionar con un dólar paralelo tan distante del oficial», opinó.

Según los especialistas consultados, la escalada del dólar paralelo va más allá de una cuestión estacional, mientras la gente se las rebusca para conseguir dólares para sus vacaciones cuando el cepo cambiario impide conseguirlo de manera oficial, a poco menos de $5.

Para Castiñeira, el motivo detrás de la suba del dólar paralelo es la emisión de pesos al 40% anual en el Banco Central. «Hay un exceso de pesos que, con las restricciones, no tienen válvula de escape», explica.

Todesca coincide en que «el público le está dando la espalda al peso frente a la muy importante emisión monetaria» y consideró como un dato negativo los pronósticos sobre un alto déficit comercial que seguirá creciendo aún más este año.

Recuperar el superávit, concuerdan los economistas, es una de las claves para frenar la corrida.

Comments

comments