Paro de la industria láctea: advierten que podría haber faltantes de productos


El gremio Atilra reclama un aumento salarial, pero desde la industria lechera dicen que no están en condiciones de otorgar nuevos incrementos.

Los Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) comenzaron un paro por 24 horas, por lo que la industria láctea alertó por un posible desabastecimiento en los próximos días. Los empresarios indicaron que «no es posible realizar nuevos incrementos en los salarios» y que los trabajadores ya recibieron «un reconocimiento» en el primer trimestre del año.

Por su parte, Atilra manifestó que en este período no hubo ninguna mejora salarial. Como consecuencia comenzaron un paro con el cese total de actividades con quite de colaboración, el cual comenzó el jueves pasado y finalizará en la medianoche de este lunes.

El presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL), Miguel Paulón, señaló que la medida del gremio encabezado por Héctor Ponce perjudica el aprovisionamiento y que esta situación «evoluciona hacia un desabastecimiento paulatino», que se percibirá sobre todo en productos como yogures y leche fluida.

Paulón reconoció que no tuvieron contacto con Atilra, pero destacó que «no se justifica haber tomado semejante medida». Además, sostuvo que tras este reclamo subyace una necesidad del gremio de contar con mayor disponibilidad de fondos.

El empresario estimó que en este momento la industria no está en condiciones de implementar un incremento en los sueldos ya que tienen «precios máximos, retenciones y deducciones de ingresos» y solicitó que Gobierno Nacional convoque a una instancia de diálogo para resolver el conflicto.

Los voceros del gremio señalaron que durante el transcurso del año no se llevaron a cabo recomposiciones salariales y que solo recibieron el bono del Gobierno Nacional por $4.000, correspondiente a los tres primeros meses de 2020. Insistieron en que la medida de fuerza se dictó «ante la postura de las cámaras empresarias del sector de negarse a actualizar los salarios» en relación a la inflación generada en el primer semestre del año.

Además, indicaron que el aumento otorgado por las cámaras empresarias durante el año fue del 2%, para equiparar la inflación del año 2018 y un 53,8% para compensar la del año anterior, mientras que en ese período el aumento promedio de los lácteos se ubicó por encima del 90%.

Ante esta situación, y en base a que «las cámaras no han accedido a satisfacer el reclamo de sus trabajadores», Atilra anunció la realización de un «paro total de actividades de veinticuatro horas, sin guardias, las que estarán a cargo del empleador».

Además, los sindicalistas ofrecieron a los empresarios la posibilidad de que los trabajadores reciban y procesen la materia prima del día para donar a entidades de bien público los productos que se elaboren.

Comments

comments