“Perdón, flaco, me dormí”, la frase del chofer del micro que desbarrancó en Mendoza al padre de una víctima


El conductor Víctor Gómez es el principal acusado. La empresa sostiene que cumplió con el descanso reglamentario. En el trágico accidente murieron tres personas.

El terrible accidente de tránsito que protagonizó un colectivo con 45 pasajeros y dos tripulantes en la ruta nacional 7, cerca de la localidad de Uspallata, en la alta montaña mendocina, conmociona a todo el país. Por el desbarranco del vehículo murieron tres personas, dos de ellas niños de diez y tres años, y varias resultaron heridas.

Mientras avanzan las investigaciones para determinar las causas del trágico accidente, los familiares de las víctimas y los pasajeros no tienen dudas y apuntan al chofer del micro de la empresa chilena Ahumada, Víctor Gómez. Todos coinciden en que el conductor se quedó dormido y perdió el control del colectivo.

En las últimas horas se conoció un desgarrador diálogo entre el conductor y unos de los familiares de las víctimas. “El chofer se acercó y le dijo a mi hermano: ‘Perdón flaco, me dormí’. Se lo dijo cuando tenía a mi sobrino fallecido en sus brazos”, afirmó Laura Arredondo, tía de Esteban Felipe, el niño de 10 años que falleció en el accidente. Las otras víctimas fatales fueron Maritza Ramos Chana, de 35 años y Mihe Calderón Ramos, 3 años.

Otro pasajero respaldó la principal hipótesis del accidente fatal. Jonathan Emanuel Santibañez Ruarte, que salió ileso del desbarranco, describió en su cuenta de Facebook escribió que se fueron al precipicio “por un conductor que se quedó dormido”. “Todavía no me puedo sacar en mi mente los gritos, los llantos y la sangre”, puntualizó.

Los primeros indicios que recabó la policía local también sindican al chofer como el principal responsable. El jefe de la policía, Roberto Munives, dijo que “el conductor perdió el dominio del colectivo y cayó sobre el costado derecho de la calzada hacia un barranco, del lado del río Mendoza”. Según las primeras hipótesis, el chofer del bus patente DRZJ 33, habría perdido el control del micro al quedarse dormido.

Los dos conductores con los que contaba el colectivo quedaron en calidad de aprehendidos en la localidad de Uspallata y aún no han sido imputados, informaron fuentes judiciales.

La empresa chilena emitió un comunicado en el que confirmó el “lamentable accidente” del bus, que había salido de Santiago de Chile a las 21.30, y aseguró que los miembros de la tripulación, compuesta por dos choferes, “mantenían sus descansos legales”.

Además, la firma confirmó que el colectivo transportaba 45 pasajeros de varias nacionalidades: “19 argentinos, un boliviano, 15 chilenos, un colombiano, un ecuatoriano, cuatro peruanos, un paraguayo, dos uruguayos y un venezolano”.

Comments

comments