Petroleros patagónicos paran en reclamo de 30% de aumento


Tras fracasar las negociaciones con las empresas, trabajadores de Chubut Santa Cruz dictaron ayer una huelga por 72 horas. Pero la medida podría ser por tiempo indeterminado. Exigen también un bono de fin de año.

Tiempo Sur.-

Tiempo Sur.-

El gremio de Petroleros Jerárquicos y el sindicato de Petroleros Privados de Chubut y Santa Cruz lanzaron ayer un paro de 72 horas que podría extenderse por tiempo indeterminado en reclamo de una mejora salarial del 30 por ciento. Se trata de la primera huelga del gremio de base en Santa Cruz desde, que fue normalizado el pasado noviembre luego de dos años de intervención.

La medida es solo empresarial y busca afectar a las operadoras para que se sienten a negociar salarios que, interpretan los gremios, están caídos y no acompañan la devaluación mensual del dinero.
Los gremios, que también piden un bono de fin de año, aclararon que no pretenden “alterar la paz social”. La aclaración parte porque, en un principio, algunos trabajadores habían deslizado que podrían cortar rutas justo para las fiestas de fin de año y el inicio de las vacaciones de verano. Sin embargo, los sindicatos luego descartaron esa posibilidad para evitar una escalada del conflicto.
El paro de los petroleros le quita a la provincia una renta por regalías del orden de los 15 a 16 millones de pesos y en conjunto las operadoras, pierden algo más de 100 millones.
La atención de las empresas está puesta en que si el paro se extiende, la medida podría afectar el abastecimiento de El Calafate, donde la presidente Cristina Kirchner pasará la Nochebuena. Según consigna el diario Opi Santa Cruz, al pararse la producción, se afectaría el transporte de gas a las localidades del interior, entre ellas El Calafate.
Sin embargo, los protagonistas de la protesta descartaron una eventual falta de combustible. “Nuestra protesta no afecta esa cuestión, mucho menos en un periodo tan corto de protesta –tres días-. La gente es la que rápidamente va a las estaciones por miedo”, comentó en declaraciones radiales Fernando de Souza de Petroleros Privados. Y detalló: “Nosotros no somos de destilería, somos de yacimiento por lo cual si  falta o no combustible tiene que ver con el despacho que se produzca en Comodoro Rivadavia o Caleta Olivia”.
Negociaciones fracasadas
La medida de fuerza de los petroleros se inició con el reclamo de los Jerárquicos, a quienes luego se le sumó el reclamo del Sindicato de Petroleros Privados, tanto de Santa Cruz como de Chubut.
La negociación se encuentra en una encerrona. Mientras los petroleros reclaman un incremento de un 25 a 30 por ciento, las operadoras ofrecieron un bono de 3300 a pagarse en los meses de enero y febrero, para recién en marzo comenzar las negociaciones sin ninguna oferta empresaria.
Las conversaciones se iniciaron el lunes 16, pero luego se empantanaron. Las asambleas ratificaron por unanimidad este lunes a las 8 de la mañana las medidas de fuerza, ya que el ofrecimiento sería “en negro” y no incluye una suba anual del salario, como reclaman los gremios.
“Nos retiramos de la mesa de negociones” dijo José Lludgar, secretario general del Sindicato de Petroleros Jerárquicos. Y cuestionó que el ofrecimiento que rechazaron de pago para enero y febrero. “Es todo en negro, basta de evasión de impuestos, están dando un mensaje por un lado y por otro actúan así“.
Por su parte, el secretario general del Sindicato de los Petroleros Privados de Chubut, concluyó: “En ningún momento nos dejaron tratar la pauta salarial de 2014. Sólo el paliativo con una suma fija que después no queda en nada. Queremos que sea a cuenta del aumento del año que viene”.

Comments

comments