Pity Álvarez, Eduardo Vázquez y Gerardo Billiris hicieron un show de rock en el penal de Ezeiza


Los detenidos tocaron dos horas para sus compañeros del pabellón psiquiátrico de la cárcel de máxima seguridad.

El ex cantante de Viejas Locas hizo delirar a los otros internos de la cárcel de Ezeiza con su nueva banda.

Álvarez está preso en Ezeiza desde el 13 de julio, luego de confesar que la noche anterior había matado de cuatro disparos a Cristian Díaz. El juez Martín Yadarola lo procesó con prisión preventiva porque pudo reconstruir que víctima y victimario se conocían del barrio Samoré.

El show, que duró dos horas, fue el 26 de septiembre y tuvo la aprobación de las autoridades del Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA), es decir, de los especialistas del pabellón psiquiátrico de Ezeiza, según publicó la revista La Tecla. En ese rato tocaron clásicos como “Me gustas mucho”, del propio “Pity”, y “Sube a mi voiture”, del recordado Pappo.

Los otros dos miembros de la banda de “Pity” también tienen antecedentes violentos: Eduardo Vázquez, ex baterista de Callejeros, fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de su esposa, Wanda Taddei, a la que asesinó el 10 de febrero de 2010.

Vázquez, al igual que “Pity”, también rehizo su vida en la cárcel: se reencontró con Albana, presa en la unidad de mujeres, revivieron los recuerdos de la infancia y en junio dieron el “sí” en una ceremonia en la capilla de la prisión.

El otro integrante de la banda del penal, Gerardo Billiris, el “anestesista”, que espera el juicio en su contra por drogar y golpear hasta dejarla al borde de la muerte en 2017 a María Eugenia Belén Torres. Billiris la que había conocido a través de las redes sociales y la atrajo con la promesa de darle trabajo en el área de Anestesiología Pediátrica del Hospital Militar.

El testimonio de la mujer, que sobrevivió a esa pesadilla, será clave cuando empiece el juicio, ahora anunciado para noviembre, por “tenencia de estupefacientes” y “tentativa de femicidio”. Belén dijo: “Si ese hombre sale de ahí, mata”.

Los tres, mientras tanto, pasan sus días entre el encierro, los controles psiquiátricos y haciendo música, cuando tienen autorización, para los otros presos de Ezeiza.

Comments

comments