Por el voto popular, Goye fue destituido en Bariloche


El destituido intendente de Bariloche había manifestado que «sería respetuoso de la voluntad popular», como adelantándose al resultado de las urnas.

Goye fue destituido por el voto popular. Crédito foto: ANBariloche.com

Goye fue destituido por el voto popular. Crédito foto: ANBariloche.com

Según informa el portal ANBariloche.com, la jornada se desarrolló con tranquilidad y un nivel de participación que rozó el 60 por ciento, la sociedad dio por finalizado el proceso que se abrió el 10 de diciembre de 2011.

Extraoficialmente, el 78 por ciento de los votos se volcaron por el «Sí» a la revocatoria de mandato, casi el 12 por ciento por el «No», y el voto en blanco y nulo tuvo mínima adhesión.

El resultado fue celebrado tímidamente por la conducción local del Frente para la Victoria, y por los más importantes dirigentes de esa fuerza a nivel provincial, Alberto Weretilneck y Miguel Pichetto. Ambos fueron impulsores del alejamiento de Goye, e incluso hasta hace pocos días siguieron reclamando la renuncia del ahora revocado Intendente.

El centro de cómputos de la dirigencia del Partido Justicialista y el Frente Grande se instaló en el quincho del Sindicato de Luz y Fuerza, donde fueron llegando los datos extraoficiales aportados por los veedores partidarios. Rápidamente la tendencia se hizo irreversible, y, más allá de algunos abrazos, se optó por la mesura para celebrar el resultado.

En conferencia de prensa, Weretilneck, Pichetto y la Intendenta interina, María Eugenia Martini, coincidieron en señalar que «finaliza un ciclo» en la ciudad, y se mostraron esperanzados que Bariloche salga de la crisis institucional que atraviesa.

El gobernador señaló a ANB que «espera» que «lo que viene sea mejor para Bariloche»; mientras que Pichetto reivindicó la actuación que protagonizó junto a Weretilneck cuando pidieron a Goye que dé un paso al costado: «La ciudadanía ratificó la acción política de pedir el alejamiento de Goye».

La totalidad de la dirigencia del Frente para la Victoria evitó referirse al proceso electoral que se pone en marcha, y los nombres de posibles candidatos que se manejan.

Ahora, se abre un período de 60 días para que Martini convoque a elecciones, las que se desarrollarán en una fecha que va entre 90 y 120 días. (Fuente: ANB)

Comments

comments