Pozos petroleros ilegales contaminan el Parque Nacional en Jujuy


El Parque Nacional Calilegua, en la provincia de Jujuy, tiene más de 76 mil hectáreas y protege a uno de los ambientes más ricos en flora y fauna del país: la Selva de Yungas. En él se encuentran la mitad de las aves y de especies en extinción que hay en Argentina. Animales como el yaguareté, la taruca, el tapir, el tucán, la corzuela, el coendú y el mono caí, tienen su hábitat en este lugar.

petroleo parque 3

               La empresa china en medio del Parque Nacional.

El área está protegida por la «Ley de Parques Nacionales», que establece la conservación del sector y, con excepción del turismo, “está prohibida toda explotación económica y cualquier tipo de aprovechamiento de los recursos naturales”.

El gobierno de Jujuy autorizó a una empresa china a explotar hasta el año 2037 el Yacimiento Caimancito, ubicado dentro del Parque Nacional Calilegua. La extracción de petróleo allí es completamente ilegal: viola la Ley de Parques Nacionales, la Ley de Bosques y la Ley de Hidrocarburos.

petroleo parque 4

               La contaminación destruye todo el medio ambiente.

La propia empresa presentó un estudio donde advierte posibles riesgos de contaminación por derrames, incendios y derrumbes sobre más de 20 mil hectáreas, una superficie equivalente al tamaño de la ciudad de Buenos Aires. Además existen pozos petroleros y caños abandonados, con riesgos de derrames y serias consecuencias para la biodiversidad.

petroleo parque 5

Los caños por donde pasan los deshechos recorren todo el Parque.

 

En el Parque Nacional Calilegua hay 22 pozos petroleros que contaminan el agua, la flora y la fauna, por los altos contenidos de cobre e hidrocarburos. Sin embargo el Estado provincial, sigue autorizando la explotación petrolera en la zona a pesar de  que hay sobrada legislación que prohíbe esta actividad en la zona de Parques Nacionales.

petroleo parque 2Silvia Saavedra, dirigente vecinal, sostuvo: «Hemos tenido la oportunidad de ir al Parque Calilegua a verificar lo que estaba pasando y a los efectos de presentar un amparo ante la Justicia pero un amparo hecho a conciencia y con convicción de que realmente no queremos mas explotación petrolera dentro de nuestro parque y no queremos que lo desafecten».

 

«Se tiran la pelotita unos a otros cuando acá todos son responsables, tanto la provincia, como la Nación, parque nacionales, el propietario del pozo 3 (el de mayor peligro) y la empresa», concluyó, Silvia Saavedra.

petroleo parque

                          Greenpeace Argentina se dirigió al lugar.

 

Comments

comments