Preocupación por el bajo nivel de Tevez: jugó de 9, no pisó el área ni le pegó al arco


Tevez fue uno de los jugadores que menos pesó en el equipo.

Guillermo Barros Schelotto fue claro: “la verdad empieza el sábado”, dijo ante los periodistas después de perder el Superclásico de verano ante River. Y algo de razón tiene. Estos partidos, son para probar. Nombres, variantes, tácticas, físico son algunas de las cuestiones que pesan en estos amistosos y por eso es difícil sacar conclusiones terminantes.

Sin embargo hay algo que quedó bastante claro en Boca: Carlos Tevez no puede jugar de 9. El Apache ya no está para hacer el trabajo sucio de meterse entre los defensores centrales y generar espacios. Ya no quiere tampoco. No le da el físico y cada vez le cuesta más sacarse un hombre de encima. Él es hoy un jugador más pensante que necesita socios para construir.

La mala actuación de Carlitos en el Superclásico animó a alguno a sugerir que sea suplente ante Colón, el próximo sábado en el arranque de la Superliga. Nada más lejos: Guillermo sabe que es su pieza fundacional y que tiene que armar un equipo en torno al Apache.

Vale decir que Tevez estuvo poco acompañado y nunca pudo entrar en el circuito de juego. Cristian Espinoza decidió casi siempre mal y demostró que le falta para ganarse un puesto de titular en este equipo. Pavón también estuvo flojo. Quizás, los rumores de una posible venta al Arsenal de Inglaterra hayan pesado en la cabeza del joven. Nunca hubo conexión en los de adelante, que tampoco fueron ayudados por los volantes. No hubo nadie que rompiera líneas y se sumara al ataque, algo a lo que Boca nos tenía más que acostumbrados.

El entrenador tendrá una semana para ver cuál será el equipo que parará en la cancha ante Colón. La buena noticia es que Wilmar Barrios y Edwin Cardona podrán jugar, pese a que todavía pesan sobre ellos las denuncias de dos mujeres sobre malos tratos. Sin embargo, el principal “problema” de Guillermo pasa por saber dónde jugará Carlos Tevez.

Comments

comments