Presidente de ELA Argentina catalogó de estafa al tratamiento por el que lucha Martín Carrizo


“Es una estafa”, advirtió el presidente de ELA Argentina sobre el tratamiento para el que la familia del baterista Martín Carrizo pide dinero.

 

 

Martín Carrizo, reconocido baterista del rock nacional, sufre de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). En los últimos días, su familia –con la reconocida animadora infantil Cecilia “Caramelito” Carrizo al frente- inició una campaña en medios de comunicación y redes sociales, con el fin de reunir el monto de 100 mil dólares necesarios para iniciar un tratamiento que mejoraría su calidad de vida. Pero desde la Asociación ELA Argentina advierten que podría tratarse de un engaño de la clínica donde le brindarían atención.

La ELA es una enfermedad neurodegenerativa progresiva. A medida que las neuronas motoras se deterioran, se incrementa la pérdida de la movilidad en las extremidades, y se producen dificultades con el habla, la deglución y la respiración. Los primeros músculos que se ven afectados son comúnmente los de las manos, pies o la boca.

Algunos pacientes pueden experimentar cambios en el pensamiento o la conducta, lo que usualmente se conoce como disfunción cognitiva, pero solo unos pocos experimentan cambios cognitivos severos.

La ELA generalmente no afecta los sentidos, la vejiga e intestinos, o la función sexual.

Los efectos de la ELA pueden variar enormemente de una persona a la otra. Cada individuo vive una experiencia muy diferente, desde los síntomas y la progresión de la enfermedad hasta el período de supervivencia luego del diagnóstico.

Darío Ryba, presidente de la Asociación ELA Argentina, aclaró ayer que el tratamiento por el cual se pide una suma de 100 mil dólares, no tiene rigurosidad científica y advirtió que es una estafa de la clínica.

“Ante todo, me solidarizo con la familia porque todos somos víctimas de esta enfermedad cruel y devastadora. Pero se está pidiendo mucho dinero para algo que es experimental, sin control ni aval científico. Cuando se piden fondos a la sociedad civil, la gente debe ser informada bien. Le exigimos a la familia Carrizo que digan dónde se hace y cómo es el tratamiento “, aseguró en el noticiero de América.

“El caso ha generado controversia y un nivel de angustia muy grande para todos los familiares de los que padecen la enfermedad ya que genera falsas esperanzas“, sostuvo.

“En este caso se ha dicho que da dos garantías: tonicidad muscular y la reconexión de las neuronas motoras”, lo que Ryba calificó como “imposible”. Y agregó: “No se puede introducir medicamentos al país de manera irregular como se hizo. Se necesita la autorización de la ANMAT”.

“Mi intención no es polemizar con la familia pero sí dejar en claro las cosas. Este lugar al que ellos hacen referencia para el tratamiento, es en realidad una clínica de sanación que, a mi entender, estafa a las personas porque ofrece una cura que en realidad, no existe”, sentenció.

Comments

comments