Prohibirían el vertido de efluentes sin tratamiento


La comisión de Ecología y Medio Ambiente trabaja en una ordenanza que obligará a instalar plantas de tratamiento donde no haya factibilidad para conectarse a la red del EPAS. La norma alcanzaría a urbanizaciones, nuevos loteos, industrias y empresas.

Los concejales coincidieron que la ordenanza que se sancione debe adecuarse al decreto provincial

 

En el marco del tratamiento de un proyecto de ordenanza, presentado por el Ejecutivo municipal para evitar el vertido de efluentes cloacales e industriales sin tratamiento, los concejales recibieron esta mañana  a autoridades de la Secretaría de Ambiente de la provincia, a fin de interiorizarse de los alcances del decreto 1485/12.

En la reunión estuvieron presentes los ediles Juan Pablo Prezzoli y Luís Acuña (MPN), Mercedes Lamarca (MLDS), Francisco Baggio (UNE), Teresa Rioseco (FPN), Anaí Guillem (CC-ARI) y Valeria Neculqueo (NCN). Además asistieron el coordinador técnico del Ministerio de Energía, Nelson Damiani y  el director provincial de Ambiente, Roberto Caro.

Los funcionarios provinciales explicaron que el 27 de agosto, se sancionó el decreto que prohíbe  en todo el territorio provincial el vertido de efluentes cloacales e industriales sin tratamiento previo, e incluyó en esta disposición a desarrollos urbanísticos, actividades recreativas y turísticas, comercios e industrias.

La norma establece que las urbanizaciones y/o loteos deberán contar con un sistema de tratamiento de líquidos cloacales para tratar la totalidad de los efluentes, como así también deberán hacerlo las industrias, empresas de servicios, actividades recreativas–turísticas, agropecuarias, mataderos y otras que determine la subsecretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Asimismo, se prohibió la utilización de pozos absorbentes, redes de drenaje y todo sistema de disposición in situ como único tratamiento de efluentes líquidos.

Los funcionarios recordaron que, en toda la provincia sólo viviendas unifamiliares, multifamiliares, campings, casas de estancias, agroturismo o establecimientos pequeños de hasta 30 personas, destinados a actividades recreativas o turísticas, que no cuenten con el servicio de red cloacal, podrán contar con tratamiento de líquidos cloacales in situ. Y estarán obligados a conectarse a la red cloacal cuando la misma esté operativa, desafectando el antiguo sistema de tratamiento.

Al finalizar la exposición los concejales coincidieron que la ordenanza que se sancione debe adecuarse al decreto provincial, establecer plazos para la instalación de plantas de tratamiento particulares y también especificar quién será la autoridad encargada del controlar su cumplimiento en la ciudad.  

Por último, los ediles acordaron  reunirse con los funcionarios de la Subsecretaría de Medio Ambiente del municipio para continuar avanzando en el proyecto.

Comments

comments