Protestas contra Massa: Secuestran celulares y computadoras en Tigre


La denuncia que presentó el presidente de la Cámara de Diputados motivó operativos judiciales.

Las protestas y amenazas telefónicas que sufrió Sergio Massa a principios de este mes derivaron en una causa que avanzó con dos allanamientos en countries de Tigre, en dos domicilios presuntamente vinculados a personas que habrían difundido datos personales del presidente de la Cámara de Diputados.

En el operativo se secuestraron celulares y computadoras, aunque en uno de los procedimientos los policías se encontraron con que la casa que buscaban era en realidad un terreno baldío.

Los operativos se desarrollaron en dos barrios cerrados de la localidad de Benavídez, en Tigre, distrito que es el bastión político de Massa, exintendente del municipio. Fueron ordenados por el juez federal de San Isidro, Lino Mirabelli. El objetivo de los procedimientos, fue «secuestrar todos los aparatos de comunicación telefónica móvil y de los dispositivos electrónicos que pudieran tener acceso a internet» y proceder a la «requisa personal de los ocupantes del inmueble».

En el primer country allanado, el operativo fue en la casa de un hombre de 74 años que tendría participación en grupos de vecinos autoconvocados. Los policías se llevaron una computadora, dos tablets y dos teléfonos. Este procedimiento comenzó a las 9 y se extendió hasta las 13. Una vez concluido el allanamiento, el dueño de la casa se dirigió hasta el Juzgado Federal Nº 2 de San Isidro y le habrían informado que fue allanado porque, en una denuncia anónima, se plantea que él escribió en un grupo de WhatsApp de vecinos de Tigre que iban a protestar frente al barrio donde vive Massa.

En el caso del segundo barrio cerrado, los efectivos tenían orden de allanar la unidad funcional Nº 41 del country, pero solo habrían hallado un terreno baldío en la ubicación a la que fueron. En este domicilio buscaban a una mujer que, presuntamente, sería quien habría publicado en un grupo de WhatsApp el número de teléfono celular de Massa.

Tras una sesión en la Cámara baja a principios de mes, cuyo desarrollo virtual Juntos por el Cambio impugnaba, Massa recibió amenazas contra él y su familia que le llegaron a su teléfono y también fue el blanco de una marcha en la puerta del country en el que vive, en la localidad tigrense de Rincón de Milberg. El presidente de la Cámara de Diputados radicó una denuncia en la fiscalía de esa localidad. Massa afirmó que le habían llegado más de 400 mensajes intimidatorios de números desconocidos a su teléfono celular.

Fuente: LN

Comments

comments