Quiroga: «A Coco lo veo muy desorientado, muy confundido»


De esta forma el jefe comunal Horacio Quiroga,  se refirió a la disputa que mantiene el gobierno municipal con el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS). Dijo que el ministro Coco, no entiende que el municipio es el poder concedente y que el problema, a esta altura, se debe resolver entre el gobernador y él.

Quiroga criticó que todavía desde el organismo provincial no se hayan estipulado siquiera las pérdidas en la red.

Las declaraciones las hizo esta mañana, donde se refirió a la prestación del servicio de agua potable y a las negociaciones en torno a la firma del contrato de concesión con el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS). “Si este tema no lo resolvemos el gobernador y yo, no se resuelve más, porque estamos discutiendo en redondo, el ministro (de Energía, Ambiente y Servicios Públicos, Guillermo) Coco está muy confundido”, dijo el jefe comunal.

Él no entiende que el EPAS es un concesionario, que el poder concedente lo ejerce la Municipalidad de Neuquén y tenemos que hacer un contrato de concesión, cuyas pautas las fijas el poder concedente, que determina la característica de la prestación del servicio. Yo le estoy otorgando al ente un contrato oneroso por 30 años, no me pueden decir ligeramente que las inversiones las debe hacer el municipio cuando ni siquiera me han cuantificado qué significa económicamente tener una concesión a 30 años”, señaló.

Si el EPAS cree que no puede prestar el servicio o no lo han estudiado, que lo digan y se declaren incompetentes e ineficientes para asumir esta responsabilidad”, añadió.

Quiroga graficó que en relación a la distribución de energía, la municipalidad fija a la cooperativa Calf, en su carácter de prestador, “en qué condiciones, con qué calidad, con qué plan de inversión y con qué forma de fijación de tarifas debe prestar el servicio; y un régimen de penalidades por incumplimiento, en el caso del agua es lo mismo”.

Asimismo, indicó que el contrato de concesión es necesario “para que no ocurra lo que está ocurriendo, que una empresa monopólica provincial presta un servicio de forma ineficiente y ha perdido capitalización porque han faltado inversiones. Deberán entender que si tenemos un contrato, tenemos todo derecho de meternos en su contabilidad para que fijemos el criterio de establecimiento de la tarifa. Un concedente tiene la facultad de meterse en la contabilidad del concesionario, yo me puedo meter en la contablidad de Cliba, Calf o Indalo, discutir costos, tarifa y otros temas, pero con el EPAS no puedo”.

Lo veo muy desorientado a Coco, lo veo tan confundido que me preocupa. Esto no es un problema de inversiones, es un problema que voy a terminar que resolver con el gobernador, no voy a seguir discutiendo públicamente este tema”, afirmó.

Por último, criticó que todavía desde el organismo provincial no se hayan estipulado siquiera las pérdidas en la red: “Tenemos las cañerías pinchadas por todos lados, no puedo arreglar las calles porque me duran dos días, tengo pérdidas por todos lados. Antes se les echaba la culpa a los lavacohes, yo no digo que el 100% de las pérdidas son del EPAS, más o menos el 95 %”, concluyó.

Comments

comments