Quiroga detalló todos los puntos que faltan resolver para firmar el contrato de concesión con el EPAS


El intendente Horacio Quiroga se refirió esta mañana a la necesidad de resolver en este 2018 el contrato de concesión con el EPAS, y advirtió que para esto el ente provincial deberá resolver una serie de cuestiones “prioritarias” para avanzar en la firma.

“El 11 de diciembre le mandé una nota al gobernador de la provincia y le dejé en claro qué se debe resolver teniendo en cuenta estas cosas que faltan definir”, dijo Quiroga quien aclaró que el municipio tiene asignados sus representantes que participan de la Comisión Bipartita para llevar adelante todos los procesos necesarios que tengan como meta final la concreción de este contrato de concesión.

“Las cuestiones que estamos diciendo son cosas que la provincia debe decir si está en condiciones de solucionar o no, porque el municipio es el poder concedente, y el EPAS el concesionario que debe ver si puede resolver estos planteos que hacemos”, consideró Quiroga.

En este contexto detalló que uno de los temas que aún no se resolvió en todos estos años de trabajo fueron las normas de calidad del servicio de agua y efluentes que se incluirán en el contrato. También los balances y flujos de fondos.

Por otro lado mencionó como prioritario resolver el régimen tarifario y dejar plasmado con claridad la medición del servicio, “porque no hay nada más justo que pagar de acuerdo a lo que se consume, ni más ni menos”.

Sobre esto recordó que en la ordenanza 12.395 aprobada en 2011 que es la que obliga a que el prestador del servicio sea el EPAS, “se dejó sentado que había un plazo de 10 años contados desde su aprobación para la instalación de medidores. Hoy ya transcurrió la mitad del plazo establecido y el 97% de los usuarios no tiene medidor, de acuerdo a la información proporcionada por el mismo EPAS”.

“También se debe incluir el plan de mejoras y obras necesarias quinquenales para alcanzar las metas de eficiencia del servicio. El EPAS entregó un plan de obras pero no incluye financiación ni proyección”, dijo y consideró que Neuquén es una ciudad que crece todos los días, “y una vez que llegaste a la última casa tenés que ver qué pasa con el crecimiento y esto tiene que estar contenido en el contrato”.

Otro punto que el intendente solicitó al gobernador fue el referido al personal. “Pedimos el convenio colectivo de trabajo del personal del EPAS que no fue incorporado. Para nosotros tiene que tener un régimen especial laboral para la prestación de servicio, sino es utilizado por los gremios estatales, que para esto son campeones, como un arma para extorsionar”, manifestó el jefe comunal.

Además solicitó el listado de personal con nombre y apellido, categoría de revista, jerarquía, antigüedad, misiones y funciones, organigrama del servicio.

“Desde el municipio planteamos como condición excluyente para firmar el contrato la creación de una “Unidad de Servicios Neuquén”, y la separación de cuentas y registros contables respecto de las demás unidades de negocios el ente provincial”, dijo Quiroga quien aclaró que esta exigencia tienen que ver con el objetivo “que la tarifa abonada por los usuarios de la ciudad sea destinada exclusivamente a sostener, mejorar y ampliar el servicio de la ciudad y no de otras localidades”.

Con respecto a esto, desde la conducción del EPAS se planteó que es necesaria la modificación de la Ley 1763 -que es la ley de creación del EPAS- “lo cual nunca se había planteado en el marco del trabajo de la comisión bipartita que se había conformado”.

Comments

comments