Quiroga: “El presupuesto provincial es la confesión más evidente del fracaso de las políticas públicas”


El intendente Horacio Quiroga aseguró que el proyecto de presupuesto provincial que envió a la Legislatura el gobernador Omar Gutiérrez, “es la confesión más evidente del fracaso de las políticas públicas que guían los destinos de la provincia desde hace muchos años”. “Recuperarse llevará mucho tiempo sobre todo porque en el horizonte todavía predominan negros nubarrones”, afirmó el intendente.

“Aquel que ganó una elección tiene el legítimo derecho de expresar en el presupuesto lo que quiere hacer, pero está claro que otorgar esa herramienta no implica necesariamente estar de acuerdo”, dijo Quiroga.

“Vayamos a la objetividad de los números que nos muestra la contabilidad provincial”, adelantó Quiroga quien luego desglosó los números y dijo que “el presupuesto 2018 se fijó en $61.637 millones de pesos, con un déficit previsto de más de $3.200 millones. Reconoce además una deuda pública de $31.500 millones, es decir nada menos que el 51% del presupuesto. Para ser gráfico, eso significa que de cada 100 pesos que entran a la provincia, ya se deben 51 pesos”.

Sobre esto advirtió que “el nivel de deuda volverá a incrementarse a partir del pedido del gobernador Gutiérrez para endeudar a la provincia por otros $10.200 millones, lo que la elevaría a un total de $41.700 millones, es decir a poco más del 65% de total del presupuesto”.

“Otro número que muestra a las claras la crítica situación es que en 2018 se destinarán $5.200 millones solamente al pago de intereses de esa deuda”, dijo Quiroga quien graficó que “con ese dinero, el municipio de la ciudad de Neuquén, que concentra el 50% de la población de la provincia, funciona durante más de un año garantizando la prestación de todos los servicios”.

“El crecimiento de la deuda provincial va acompañado además por un crecimiento expansivo del gasto corriente, reflejado en el constante crecimiento de la cantidad de empleados públicos que hoy llega a los 90 mil, sobre una población provincial estimada en 600 mil habitantes. Esto provoca que del total del presupuesto, el 70% se destine solamente al pago de sueldos”.

“La crudeza de estos números provocaría escalofríos a cualquier gobernante responsable”, opinó Quiroga y agregó que esto no le pasa “a los sucesivos gobiernos del MPN, cultores del modelo populista que a nivel nacional representa el peronismo-kirchnerismo y al que el partido provincial adhirió con fervor”.

“Como los recursos se esfuman todos en pago de sueldos y gastos de funcionamiento, queda poco y nada para hacer obras. Actualmente se están ejecutando en la provincia gracias a los fondos del gobierno nacional. De los $61.637 millones de presupuesto, apenas un 5% se destina a obras”, agregó Quiroga.

“En el gobierno de la ciudad capital estamos convencidos que se puede gestionar de otra manera”, sentenció el intendente quien luego se refirió a los números de la gestión que él lleva adelante. “El presupuesto 2018 será de $4.900 millones, de los cuales contra ese 5% de la provincia, destinamos el 30% a obra pública. Además la masa salarial se lleva el 39,7% (bajamos 3 puntos con respecto a 2017), contra el 70% que el pago de los sueldos de los empleados públicos representa para el presupuesto provincial. Mientras la provincia debe 51 pesos por cada 100 que entran, en el municipio de Neuquén –cada 100 pesos- se deben apenas 3 centavos”.

“Desde Cambiemos, como fuerza que también tiene la responsabilidad de gobernar, dejaremos en claro nuestras diferencias con la forma de administrar los recursos de todos que históricamente han tenido las gestiones del MPN, pero el gobernador fue votado por la mayoría de los neuquinos y por ello tiene el derecho de contar con esta herramienta y nosotros de controlar que cumpla”, concluyó Quiroga.

Comments

comments