Quiroga: “En la provincia también hay que debatir una nueva ley de coparticipación”


El intendente Horacio Quiroga consideró que “así como a nivel nacional, los gobernadores están planteando la necesidad de discutir una nueva ley de coparticipación, en la provincia también es necesario abrir la discusión sobre la distribución de los recursos coparticipables”.

Pechi-ok

El jefe comunal opinó que “en ese marco se deben pautar reglas de juego claras para todas las partes y que tenga en cuenta, entre otras cosas, la cantidad de habitantes por municipio en la distribución de los recursos”.

Quiroga recordó que la capital neuquina recibe el 35 por ciento de la masa coparticipable “cuando en realidad en la ciudad vive prácticamente el 50 por ciento de la población de la provincia”.

“Todos los municipios, con legítimo derecho, plantean el incremento de la cantidad de habitantes como elemento a tener en cuenta en el índice de distribución de recursos de acuerdo a los últimos censos”, dijo y agregó que “esto es bueno sincerarlo”.

El intendente también se mostró a favor de la descentralización de recursos a los municipios, con el fin de desarrollar distintas acciones de gobierno, como por ejemplo vinculadas al deporte comunitario o programas de desarrollo locales, pero “que no se pueden utilizar para el pago de gastos corrientes”.

Para Quiroga los recursos que se descentralicen deberían guiarse a inversiones en infraestructura o financiamiento de emprendimientos “y nunca a gastos corrientes” para llevar adelante satisfactoriamente una administración municipal”.

“Hay casos de municipios que con lo que recaudan no les alcanza ni para pagar los sueldos y la provincia debe asistirlos de manera periódica. Todas estas situaciones hay que sincerarlas al momento de discutir la nueva ley de coparticipación”, dijo el intendente.

Con respecto a la coparticipación nacional, Quiroga recordó que “la actual régimen de Coparticipación Federal de Impuestos está reglado por la ley Nº 23.548, el cual fue objeto de modificaciones en el transcurso de los años dando lugar a “distorsiones que impactaron en las provincias y en los municipios”.

Aseguró que originalmente la norma destinaba el 52 por ciento de los recursos públicos a las provincias y el 48 por ciento quedaba en manos de Nación: “Después, con el gobierno de Carlos Menem sobrevino la provincialización de empresas, como fue el caso de Agua y Energía que en Neuquén devino en el EPAS, y de traspaso de los servicios de salud y de educación nacionales”, manifestó.

“Conjuntamente -siguió- vinieron los pactos fiscales que en mi opinión desnaturalizaron el concepto de la ley de coparticipación reduciendo los aportes en hasta un 35 por ciento para las provincias”

Pero luego devinieron otras quitas que “deterioraron aún más la situación de los Estados provinciales, a los que ya no les llegó el 35 por ciento de la torta fiscal sino el 24,8 más la carga presupuestaria de los organismos descentralizados. El resto -recalcó- se lo queda Nación”.

“En definitiva y a la luz de estos vaivenes hay que hacer una nueva ley de coparticipación”, concluyó el intendente.

La Coparticipación Federal tiene desde 1994 rango constitucional y es un sistema mediante el cual la Nación y los gobiernos provinciales dividen los ingresos obtenidos mediante la recaudación de impuestos directos o indirectos, determinados por el Congreso.

Comments

comments