Regla de las “tres C”: el método japonés para prevenir el coronavirus


La Organización Mundial de la Salud informó sobre las medidas de prevención. Al menos hasta que exista una cura para el coronavirus, es importante ponerlo en práctica.

En diciembre de 2019 se reportó un brote de neumonías graves en la ciudad de Wuhan, China. Sin embargo, nadie imagino que el alcance sería convertiría en una nueva enfermedad que luego, se declararía pandemia.

Los primeros estudios de los pacientes revelaron que se trataba de un nuevo coronavirus humano que se denomina coronavirus-2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2). En pocos meses la infección se diseminó rápidamente.

Entre las medidas de prevención está el uso del tapabocas, la distancia social o la distancia social. La Organización Mundial de la Salud (OMS) difundió las medidas de prevención.

En este sentido, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general del organismo, enumeró las medidas esenciales que deben adoptar los países para controlar la pandemia y apuntó en primer lugar a la regla de las “Tres C”.

Japón desarrolló ese concepto para denotar lugares y situaciones de alto riesgo. Closed spaces (espacios cerrados), crowded places (lugares con mucha gente) y close-contact settings (situaciones con contactos cercanos). Por ello, pidió al público que evitara las “Tres C”. Además, el concepto se ha ampliado a “Tres C Plus” que incluye comportamientos como hablar en voz alta y cantar.

Al igual que cualquier medida que busca prevenir el COVID-19, la regla de las “Tres M” complementa las Tres C. Estas son:

–Usar una mascarilla: la OMS aceptó el jueves 9 de julio último que el COVID-19 podría contagiarse por el aire en algunas circunstancias. Sus funciones son: actuar como una barrera protectora para el aislamiento de las gotas que se despiden al hablar, estornudar o toser.

–Higiene exhaustiva de manos: lavarse las manos salva vidas. Según la OMS una correcta higiene de manos es fundamental en la prevención de enfermedades. Las manos constituyen una de las principales vías de transmisión de gérmenes, por ello, es de vital importancia conocer la manera adecuada de lavarse las manos.

–Mantenerse al menos 1,5 metros de distancia de la otra persona: el distanciamiento es vital para ayudar a la contención y es una obligación cívica que habla de solidaridad y de pensar en el principal objetivo, que es evitar la muerte de las personas mayores y demás grupos de riesgo”.

Comments

comments