Renuncia del Papa: Primeras reacciones de la Iglesia argentina


Mientras el mundo recibe con sorpresa la noticia de que Benedicto XVI dejará el pontificado, la Iglesia argentina manifestó sus primeras reacciones ante la novedad.

El ex embajador argentino ante el Vaticano, Esteban Caselli, destacó que Latinoamérica tiene grandes posibilidades de ubicar a uno de sus representantes como nuevo Papa.

El ex embajador argentino ante el Vaticano, Esteban Caselli, destacó que Latinoamérica tiene grandes posibilidades de ubicar a uno de sus representantes como nuevo Papa.

El Obispo de San Nicolás, monseñor Héctor Cardelli, calificó la decisión como «inusual», y afirmó que en cada encuentro el Papa «mostraba una vitalidad que sorprendía».

«Fue una cosa inusual para nosotros, aunque tiene antecedentes históricos esta decisión de Benedicto, aunque muy lejos en el tiempo. Pero bueno, somos conscientes de que los hombres en la Iglesia estamos de paso», sostuvo en diálogo con radio La Red.

Cardelli contó que la última vez que estuvo con Benedicto XVI fue en 2009, «y en ese momento manifestaba una vitalidad y una agilidad que extrañaba por su edad«. «Siempre se mostró muy lúcido y atento. Ni siquiera era una conversación que se daba entre nosotros», expresó.

Por su parte, el obispo de La Plata, monseñor Alberto Bochatey, dijo que Benedicto ya había anticipado que podía dejar su reinado, aunque admitió su «sorpresa» ante la noticia.

«Es una sorpresa muy grande para todos, nadie lo esperaba. El Papa había escrito en sus libros que estaba dispuesto a renunciar cuando llegue el momento oportuno, cuando sintiera que no tenía fuerzas para continuar, y es lo que sucedió con su renuncia», explicó Bochatey por radio Mitre.

Monseñor Jorge Lozano, obispo de Gualeguaychú, declaró que la noticia lo tomó por sorpresa como al resto de sus pares. “Hay un reconocimiento de su limitación en las fuerzas para cumplir tareas, que son muy exigentes. Y si él percibe esto, es un gesto muy bueno que prefiera renunciar para que otro pueda llevar adelante la tarea de ser el sucesor de Pedro”, indicó en radio Mitre.

Lozano reconoció a Benedicto XVI como un referente “muy lúcido” que supo plantear la vinculación entre la humanidad y la naturaleza para cuidar el medio ambiente no sólo para el presente sino para las generaciones futuras.

Consultado sobre cómo será recordado, Lonzano evaluó: «En primer término es el sucesor de Juan Pablo II, algo que no es menor, y luego hay hechos internos en la Iglesia que fueron muy importantes«.

«También en otras religiones es reconocido como una persona muy importante. Hace poco leía una crítica que él hacía sobre la esperanza y hacía un desarrollo de todos los pensadores de la modernidad y de cómo ha influido en la humanidad; esto también ha sido un aporte muy importante«, reflexionó.

A su vez, el obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Academia Pontificia de Ciencias, afirmó que en el Vaticano se vive un «momento de consternación y gran tristeza» por la renuncia del papa Benedicto XVI a partir del próximo 28 de febrero.

«Estoy muy triste con la noticia. Ayer estuve con él cuando celebró la misa para los caballeros de Malta, y no se sabía nada, es una noticia de hoy», planteó en radio Mitre.

Papa latinoamericano?

El ex embajador argentino ante el Vaticano, Esteban Caselli, destacó que Latinoamérica tiene grandes posibilidades de ubicar a uno de sus representantes como nuevo Papa, debido a que tiene «cerca de mil millones de católicos».

«Si es así, tenemos grandes posibilidades de que sea elegido el cardenal Leonardo Sandri«, destacó el diplomático, en referencia al argentino que llegó a ocupar el tercer puesto en importancia de la Iglesia Católica durante el papado de Juan Pablo IIe incluso fue el encargado de anunciar su muerte.

Caselli estimó que «el próximo Papa va a ser un Papa más bien joven, para poder gobernar unos 15 años», lo que acrecienta las chances del prelado argentino, que tiene 68 años e hizo toda su carrera en el Vaticano.

De todos modos, en diálogo con Radio 10, el ex embajador prefirió no hacer más alusiones a las posibilidades de Sandri, ya que, según el dicho popular, «el que entra (al consilio) como Papa sale como cardenal».

Por último, Caselli advirtió que el obispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, «no tiene ninguna posibilidad«, pese a que ocho años atrás había figurado entre los candidatos.

Comments

comments