River perdió ante Quilmes a siete días del Superclásico


«El Cervecero» ganó por 1-0 con un gol de Martín Cauteruccio, tras un error de Bottinelli en el área. El conjunto de Almeyda no tuvo respuestas ante la desventaja y cortó su racha triunfal. Con este resultado, el local sale de zona de descenso y allí cae Independiente.

Los Millonarios cayeron 1-0, por un error de Bottinelli que terminó en gol de Cauteruccio.

En el Sur bonaerense, Quilmes cortó el envión de River, que venía de dos victorias al hilo y lo derrotó por 1-0. El encuentro, válido por la 11° fecha del Torneo Inicial, contó con el arbitraje de Silvio Trucco.

El conjunto de Almeyda llegaba con el ánimo en alza tras dos goleadas consecutivas (4-0 a Arsenal y 5-0 a Godoy Cruz). Los buenos resultados calmaron las aguas e hicieron a un lado las dudas sobre la continuidad de Matías Almeyda al frente del equipo. “El Cervecero”, por su parte, había registrado un buen inicio en el certamen pero, tras siete encuentros sin victorias, su situación comenzó a complicarse, por lo que había caído en zona de descenso.

River tuvo la primer llegada clara del partido a los 7 minutos. Tras una pifia por parte de Lema, la pelota le quedó al “Chino” Luna, el reemplazante de David Trezeguet,  quien remató sin demasiada potencia, por lo que el arquero Trípodi no tuvo demasiados problemas para quedarse con la pelota.

Quilmes respondió con una buena jugada colectiva. Cauteruccio avanzó por izquierda, sacó el centro para la entrada de Diz, que cabeceó de pique al suelo y la pelota salió apenas desviada.

River no lograba imponerse en el mediocampo, lo que provocaba que sus líneas quedaran desconectadas entre sí. Ponzio empujaba, pero apostaba a la jugada individual por sobre la descarga hacia sus compañeros. El uruguayo Mora quedaba aislado, no podía combinar con Lanzini y al “Millonario” le costaba llegar al área contraria generando juego asociado. Quilmes, por su parte, resolvía de manera más simple y con pocos toques lograba acercarse con peligro al arco custodiado por Barovero.

Así, cuando promediaba la primera etapa, “El Cervecero” salió desde el fondo y la pelota derivó en Cauteruccio. El uruguayo superó a una defensa visitante mal parada y enfrentó a Barovero, quien ganó en el mano a mano.

Recién a los 32 minutos River pudo acercarse nuevamente con un disparo de media distancia de Cirigliano que se fue muy por encima del travesaño.

Ya sobre el final del primer tiermpo, el local contó con un tiro libre desde la izquierda. El centro derivó en la posición de Joel Carli quien peinó en balón de frente al arco, aunque su ejecución salió desviada.

El complemento comenzó con poco fútbol. Ninguno de los conjuntos podía monopolizar la pelota y las imprecisiones por parte de ambos derivaban en falta de profundidad. Ambos jugaban lejos de los arcos y el desarrollo se volvía aburrido.

Sin embargo el local iba a despabilar a los presentes. Corrían 14 minutos cuando Bottinelli intentó despejar una pelota en el área pero la dejó corta. El balón le quedó servido a Martín Cauteruccio quien, con un remate cruzado por lo bajo, abrió el marcador.

A partir de la desventaja, “El Millonario” se volcó en ataque y, para reforzar esa vocación ofensiva, Almeyda dispuso el ingreso de Rogelio Funes Mori en lugar de Ezequiel Cirigliano. El local retrocedió unos metros en el campo de juego y apostó a la contra como arma para inquietar al rival.

Fue así como la polémica se instaló a los 32 minutos de la segunda etapa. River intentó en ataque pero el fondo “Cervecero” recuperó el balón y salió rápido. Telechea recibió la pelota en su cancha y apretó el acelerador. Barovero salió a apretarlo y en la línea del área lo derribó, pero el árbitro Trucco entendió que no hubo contacto por lo que dejó seguir las acciones en medio del reclamo generalizado de los jugadores locales.

River no encontró las variantes para llegar a la igualdad y terminó llevándose del Sur una derrota que complica su semana de cara a la preparación para el Superclásico ante Boca. “El Millonario” desperdició una clara chance de sumarse al lote de vanguardia.

Los dirigidos por De Felippe ganaron oxígeno en la pelea por la permanencia. Con esta victoria, que llega tras siete jornadas sin éxitos, “El Cervecero” sale de la temida zona de descenso y hace que Independiente caiga allí.

Comments

comments