Robbie Williams cree que padece el síndrome de Asperger o autismo


Sin ser diagnosticado por un profesional, el cantante opinó sobre su estado de salud mental.

El cantante británico Robbie Williams es conocido por sus excesos y sufrió depresión y ansiedad a lo largo de su vida. Además, tuvo problemas con el alcohol y las drogas. En septiembre del año pasado se vio obligado a suspender varios conciertos de su gira por Rusia por problemas de salud. En ese momento, el artista reconoció que se tenía que cuidar más y arrancó a practicar yoga, meditación y a seguir una dieta vegana.

No obstante, este viernes sorprendió al afirmar que cree que padece el síndrome de Asperger, un trastorno caracterizado por dificultades en el desarrollo de las habilidades sociales.

En una entrevista con Radio 2 (perteneciente a la cadena pública BBC), el cantante de 44 años contó que “hay algo” que le falta y que “es un trabajo realmente duro” estar en su cabeza. “Puede que tenga Asperger o autismo. No sé en qué espectro me encuentro, pero sé que alguno”, consideró y sostuvo que tiene “una interesante compulsión, adicción, enfermedad mental”.

Williams dio su opinión en la entrevista sin haber sido diagnosticado por un profesional.

A diferencia de lo que el cantante describe, el síndrome de Asperger es una condición del neurodesarrollo que influye en la forma en que las personas que la presentan dan sentido al mundo, procesan la información y se relacionan con los otros, según consignaron profesionales de la Asociación Asperger Argentina (AsAAr).

Con anterioridad fue incluido entre los Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) y en el presente se encuentra incorporado dentro de los Trastornos del Espectro Autista (TEA). El Asperger presenta un cuadro de alteraciones neurobiológicas en las que existen desviaciones o posibles déficits en los siguientes aspectos del desarrollo:

– Conexiones y habilidades sociales.

– Uso del lenguaje con fines comunicativos.

– Características de comportamiento relacionados con rasgos repetitivos o perseverantes.

– Una limitada gama de intereses.

– En la mayoría de los casos torpeza motora.

Aunque se desconoce su causa, hay fuerte consenso en la comunidad científica en señalar que es de orden neuro-biológico. De la misma manera, hay una aceptación universal acerca de que el mismo no se produce por problemas afectivos ni por el tipo de educación recibida. Tiene una mayor incidencia en varones que en mujeres y en éstas, se manifiesta de una manera más sutil y encubierta.

Comments

comments