Sapag y Rioseco coincidieron en un acto, pero a distancia


En la primera campaña 2013 del programa de cirugías reconstructivas de baja, mediana y alta complejidad que se llevó a cabo en la ciudad de Cutral-có. En la ocasión, además, se hizo entrega del primer aporte correspondiente al subsidio anual comprometido por el gobierno provincial. Se trata de ciento cincuenta mil pesos (de 300 mil) que serán destinados a próximas campañas.

A Rioseco lo mandaron al rincón. Crédito foto cutralcoalinstante.com

A Rioseco lo mandaron al rincón. Crédito foto cutralcoalinstante.com

En este marco, el gobernador Jorge Sapag y el jefe comunal Ramón Ríoseco coincidieron en el acto, pero a distancia.

El año electoral no cede espacios. El personal de protocolo de los gobernantes de turno se encargan de ubicar celosamente a los funcionarios en cada acto oficial. Tienen muy presente quienes están en campaña y se esfuerzan para que el jefe ocupe la mejor posición con tal de ganar ex-posición.

Un ejemplo de ello se observó esta mañana en esta localidad. Jorge Sapag, futuro candidato a Senador en las elecciones de octubre por el MPN, -si se cumple lo que dijo- llegó para participar de la finalización de la primera campaña 2013 del programa de cirugías reconstructivas. A su lado (izquierda) se sentó el doctor Claudio Angrigiani. Una silla más se ubicó otro médico, y recién después ocupó un asiento el intendente cutralquense, quien también manifestó sus intenciones de ser Gobernador (ver foto).

Rioseco pegó duro al Ejecutivo provincial hace unos días en la polémica que se generó en la Capital provincial por la prestación del agua potable por parte del Epas. Horacio Quiroga, intendente de Neuquén tiró la primera piedra y el de Cutral-có no se quedó atrás.

Evidentemente no gustó mucho al mandatario provincial, ya que, como se sabe, muchas veces es el funcionario que preside un acto quien indica al personal de protocolo quienes lo acompañarán.

La imagen no da lugar a más palabras. Rioseco es el hombre más importante de la ciudad petrolera y más allá de cualquier contingencia o aventura política no debería ventilar lo peor de ella. Mandar al rincón al jefe comunal no es un buen gesto protocolar. Por el contrario, es un desplante al pueblo de Cutral-có. Que no se repita!.

Comments

comments