Se aplicó silicona industrial en la cara y quedó desfigurada


La víctima de una mala praxis explicó que su pesadilla se inició en 2017 en una clínica clandestina. «En estos años he perdido autoestima», aseguró.


Se llama Juju Oliveira, tiene 30 años y se realizó la operación en una clínica clandestina en Brasil. El producto se le esparció por la mejilla, el mentón, la nariz y la mandíbula. Busca realizarse una nueva intervención para mejoras su estado.

Juju Oliveira lucha contra los efectos adversos de una operación estética que se realizó en el rostro desde el 2017.

De acuerdo con su relato en las redes sociales, la joven trans se sometió a una intervención en una clínica clandestina para que le inyectaran silicona en la cara. El resultado fue el esparcimiento del producto por la mejilla, el mentón, la mandíbula y la cara de Oliveira.

Juju contó que se dirigió al centro ilegal de Brasil y pagó porque le colocaran 250 ml de silicona industrial. Hoy, a cuatro años de ese momento, se muestra profundamente dolida por su decisión. “Lamento habérmelo puesto. Creo que es importante advertir a la gente que no lo repita y no haga lo mismo”, indicó.

“Hay un montón de travestis y transexuales que están empezando y que piensan que ponerse silicona es una maravilla. La silicona industrial no es una maravilla, sino un peligro”, dijo. Y sumó en su cuenta de Instagram: “Hoy estoy muy triste. Sabiendo que no me operaré, que seguiré con la cara así, toda deformada. Y que la gente se seguirá burlando de mí”.

A través de una campaña, Oliveira ya juntó más de US$3.600, que no son suficientes para someterse a una nueva operación. A pesar de esto, sigue con su campaña y aseguró que donó el dinero, desmintiendo que lo haya usado para comprarse una moto y joyas.

Comments

comments