Se conocieron las primeras imágenes del opositor ruso Alexéi Navalny envenenado


Alexéi Navalny habló por primera vez desde el hospital de Alemania en que se encuentra internado tras el episodio del 20 de agosto.

A casi un mes de descomponerse en medio de un vuelo, y luego de la denuncia de envenenamiento que llevó su caso a los medios de todo el mundo, hoy el líder de la oposición de Rusia Alexéi Navalny se sacó una foto con su familia, la posteó en redes sociales y contó que ya fue capaz de respirar sin ayuda, una semana después de salir del coma inducido.

En sus primeras declaraciones tras el episodio ocurrido el 20 de agosto en Siberia, en un viaje que lo traía de regreso de Moscú, Navalny escribió desde Berlín, capital de Alemania, país al que fue trasladado dos días después del incidente: «Hola, aquí Navalny. Los extrañé. Aún no puedo hacer gran cosa, pero ayer conseguí respirar por mí mismo todo el día. Solo yo, sin ayuda extra, ni siquiera una válvula en la garganta. Me gustó mucho. Es un proceso extraordinario que muchos minusvaloran».

Navalny, de 44 años, fue evacuado en grave estado en avión a Berlín para ser atendido en el hospital de Charite, dos días después de descomponerse en un vuelo interno en Rusia. Luego, en medio de la denuncia de sus colaboradores y frente a los rumores que circulaban y que señalan al Kremlin como ejecutor de otros envenenamientos no confirmados en el pasado, un laboratorio militar alemán determinó que había sido envenenado con Novichok, la misma clase de agente nervioso desarrollado en la desaparecida Unión Soviética que, según Gran Bretaña, se utilizó contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija en Salisbury, Inglaterra, en 2018.

El gobierno alemán dijo ayer al respecto que los análisis en laboratorios en Francia y Suecia respaldaban sus hallazgos.

Sin embargo, el gobierno del ruso Vladimir Putin reaccionó con indignación a las peticiones de la canciller de Alemania, Angela Merkel, y otros mandatarios de que responda preguntas sobre el envenenamiento, y negó cualquier implicación oficial. El ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, acusó a Occidente de utilizar el episodio como un pretexto para introducir nuevas sanciones contra Moscú.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, expresó ayer directamente a Putin, en un llamado telefónico, su «profunda preocupación por el acto criminal» contra Navalny, según la oficina de presidencia francesa.

Ante ello el Kremlin dijo que el mandatario ruso había «subrayado lo inapropiado de las acusaciones infundadas» e insistió en las peticiones para que Alemania entregue sus análisis y muestras. Putin también pidió que médicos rusos y alemanas trabajaran juntos en el cargo.

El portavoz de Navalny, Leonid Volkov, rechazó dar detalles sobre los posibles planes del opositor tras su recuperación.

Comments

comments