Se declaró alerta amarilla para el volcán Copahue


Tras un aumento significativo en la actividad interna del volcán, se decidió elevar a alerta amarilla el volcán Copahue, y se ha determinado un área de afectación de 1 kilómetro alrededor del cráter El Agrio.

 

 

Este miércoles, el Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN) de Chile dio a conocer que el aumento de actividad en las últimas semanas se ha evidenciado con señales significativas en la superficie, relacionados a la emisión de gases y material particulado (cenizas) desde el cráter activo “El Agrio”. Se determinó así, la alerta amarilla para este volcán, manteniendo un radio de afectación próxima de 1000 metros alrededor del cráter.

Los criterios para determinar este cambio de alerta son enunciados en el informe que ese organismo emitió ayer alrededor de las 15:30 hora de Chile, y detalla la ocurrencia de sismos de baja frecuencia, asociados al ascenso de magma a niveles más superficiales. En las últimas horas, a través de las cámaras de vigilancia, se detectó incandescencia y emisión de gases, que mostraban un incremento notorio en la dinámica del macizo.

Los cambios en el comportamiento sismológico, anomalías en las apreciaciones superficiales y disminución en el volumen del lago cratérico, sugieren tal y como se ha presentado en situaciones anteriores, la presencia de un volumen de magma alojado en niveles superficiales el cual ocasiona los cambios experimentados por toda la red instrumental de monitoreo.

¿Qué significa este cambio de estado?

El SERNAGEOMIN ha establecido cuatro niveles de alertas técnicas que describen el estado de actividad de los 45 macizos más activos del país: verde , amarilla , naranja y roja .

La alerta verde significa que la actividad del volcán se considera normal dentro del historial de vigilancia instrumental y no representa un riesgo inminente para la población. Un resumen de su actividad se entrega mensualmente a través de un Reporte de Actividad Volcánica.

La alerta amarilla indica un incremento en parámetros de monitoreo del volcán. En este estado pueden ocurrir explosiones menores, enjambres sísmicos, aparición o intensificación de fumarolas, entre otros. También se considera en este nivel de alerta un volcán que inicie un ciclo eruptivo de baja explosividad, como la emisión de un flujo o domo de lava. Las instrucciones que da la autoridad a la población son mantenerse informados y evitar acercarse al volcán. En este caso, los Reportes de Actividad Volcánica se actualizan cada 15 días.

La alerta naranja significa que la actividad volcánica presenta una variación significativa hacia el alza de los parámetros de monitoreo, lo que puede implicar un incremento de la actividad volcánica con respecto al nivel inferior. En esta situación se debe seguir las instrucciones de las autoridades y, en caso de existir, respetar las zonas de exclusión. En alerta naranja, los Reportes de Actividad Volcánica se publican en forma diaria y en éstos se agrega un mapa con las zonas susceptibles de ser afectadas por los procesos volcánicos esperables.

Por último, la alerta roja indica que la actividad volcánica derive en un evento eruptivo mayor. En este caso, se debe seguir las instrucciones de las autoridades ante una eventual evacuación dado que el tiempo de preparación y respuesta puede ser corto. Al igual que en el caso anterior, los Reportes de Actividad Volcánica se actualizan diariamente o según la evolución del proceso volcánico en curso.

Comments

comments