Se entregó uno de los jefes de la Aduana por la «Mafia de los Contenedores» y siguen buscando al cuñado de De Vido


Se trata de Mauro Delmastro, titular de la terminal portuaria número 5. Otro jefe aduanero pidió la eximición de prisión.

contenedores123

Uno de los jefes de la Aduana que estaba prófugo de la Justicia en la causa denuminada «Mafia de los contenedores» se entregó a la Justicia y esta tarde prestaba declaración indagatoria, revelaron fuentes judiciales.
Se trata de Mauro Daniel Delmastro, jefe de la terminal portuaria número 5 en Buenos Aires, que comparecía declarando como imputado ante el juez Marcelo Aguinsky, titular del juzgado en lo penal económico 6.
Las fuentes confiaron que la defensa de otro de los jefes aduaneros prófugos, Osvaldo Alberto Giacumbo, responsable de la Aduana en el puerto porteño, presentó una solicitud de eximición de prisión, la cual ahora está a consideración de la fiscalía.
Los otros dos acusados que seguían prófugos en esta causa son Néstor Orlando Frega y Claudio «Mono» Minnicelli, cuñado del ex ministro de Planificación kirchnerista Julio De Vido.
El actual diputado nacional kirchnerista concurrió a declarar como imputado a los tribunales federales de Comodoro Py y, ante los periodistas que le consultaron sobre su cuñado Minnicelli, respondió cuando subía al ascensor: “Preguntale a su abogado”.
El juez Aguinsky instruye una causa por los supuestos delitos de «asociación ilícita», «contrabando», «cohecho» y «falsificación de documento público» y tiene escuchas telefónicas que indican que la banda supuestamente habría retirado contenedores que estaban frenados en la Aduana, fraguando documentación e infiltrándose en los sistemas informáticos.
El magistrado rechazó los pedidos de excarcelación que presentaron las defensas del empresario Oldemar «Cuqui» Barreiro Laborda, Rodolfo Enrique Trebino y Edgardo Rodolfo Paolucci.
Pero concedió las excarcelaciones con caución real a Federico Tiscorniae se acogió a la figura de “arrepentido” y contó detalles de las operaciones supuestamente irregulares de Martín Aníbal Corral, y Santiago Néstor Jiménez

Comments

comments