Se hizo una pedicura con peces y le amputaron los cinco dedos del pie


De vacaciones en Tailandia una turista australiana quiso probar la pedicura con peces, pero terminó de la peor forma.

Se llama Victoria Curthoys, es australiana, tiene 29 años, y se había ido de vacaciones a Tailandia. Hasta ahí, nada fuera de lo normal. En medio de sus soñadas vacaciones se hizo una pedicura con peces, pero contrajo una infección y tuvieron que amputarle los dedos de su pie derecho.

Ocurrió en el 2010, pero recién se conoció ahora. Los médicos tardaron dos años en diagnosticarla. Sucede que los peces “Garra rufa” se alimentan de la piel muerta de los pies, lo que vendría a ser como una exfoliación natural. Fue en ese entonces cuando le amputaron el dedo gordo.

Pero la tragedia no terminó ahí. Porque a partir de ese entonces comenzó a caminar ejerciendo mucha presión sobre los demás dedos, lo que provocó úlceras y nuevas infecciones, que llevaron a amputar el resto de los dedos, de esa fecha hasta ahora.

“Cuando estaba en Tailandia decidí ir a un spa de peces. No pensé en nada malo cuando vi a que ponían el sistema a funcionar y todo parecía muy limpio, pero estaba muy equivocada.

Tuve una infección en todos los huesos de los dedos de los pies. Estaba mal todo el tiempo. Cuando decidieron amputarme los dedos, me sentí aliviada porque iba a volver a mi vida”, contó ella en sus redes sociales.

Comments

comments