Se inició la tercera etapa del plan prevenir en Almafuerte


El programa Prevenir de lucha contra las adicciones comenzó su tercera etapa hoy con la entrega de camisetas al equipo de fútbol femenino “Las Pandoras”, del barrio Almafuerte, una de los dos sitios de la ciudad donde se puso en marcha a través de la subsecretaría de Derechos Humanos y Sociales, con el objetivo de contrarrestar el acceso a las drogas, sobre todo en la niñez y la juventud.

El plan Prevenir se aplica en esta ciudad a través de un convenio con el Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar).

El plan Prevenir se aplica en esta ciudad a través de un convenio con el Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar).

La actividad tuvo lugar en el salón de usos múltiples del mencionado barrio, a donde concurrieron una veintena de niñas y adolescentes, para recibir las camisetas con las que se seguirá afianzando la práctica deportiva, como una de las formas de alejar a los niños del consumo.

“Estamos comenzando con la tercera etapa del plan. La primera fue la capacitación interna, la segunda la identificación de los líderes barriales que pudieran visibilizar el proyecto, y la tercera, ya es la de puesta en marcha del plan, con iniciativas culturales y deportivas propuestas desde la propia comunidad, como una forma de sostener la lucha contra el consumo de drogas”, dijo la subsecretaria de Derechos Humanos y Sociales, Victoria López.

El plan Prevenir se aplica en esta ciudad a través de un convenio con el Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), y se está desarrollando en dos barrios de la ciudad: el mencionado Almafuerte y Confluencia, dos de los sectores con mayores problemas de consumo, según los datos de la subsecretaría de Salud de la provincia.

En el marco de la aplicación de este plan por la subsecretaría de Derechos Humanos, se realizaron trabajos de campo, que han detectado un alto consumo de alcohol, tabaco y marihuana, con edades de consumo que oscilan entre los 13 y los 17 años.

Comments

comments