Se suicidó el perito forense que avaló la hipótesis de que a Nisman lo mataron


Osvaldo Raffo fue hallado muerto de un disparo en la bañera de su casa, en el partido bonaerense de San Martín. Dejó una carta dirigida al juez explicando los motivos de su drástica decisión.

El prestigioso médico forense Osvaldo Raffo, de 87 años, fue hallado muerto de un disparo en la bañera de su casa, ubicada en la calle Florida al 2300, en el partido bonaerense de San Martín.

Según fuentes policiales el arma que utilizó para quitarse la vida es un revolver calibre 38.

Los investigadores encontraron una nota firmada y dirigida al juez en la que Raffo aseguraba que no aguantaba más los dolores que lo aquejaban por una enfermedad que atravesaba y que por eso tomaba la drástica decisión.

En tanto otro escrito estaba dirigido a Silvia, la señora que lo cuidaba, quien no trabajaba los domingos, y al comenzar su jornada laboral este lunes, lo encontró sin vida.

Raffo era el máximo exponente local en medicina forense. Durante su carrera realizó más de 20.000 autopsias y la primera de ellas fue en 1963.

Además, participó de los peritajes de casos que tuvieron trascendencia nacional como el crimen de Alicia Muñiz, pareja de Carlos Monzón y el asesinato de María Soledad Morales.

En esta línea, forma parte de las investigaciones del suicidio del cardiólogo René Favaloro, del crimen del soldado Omar Carrasco y por último en la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Comments

comments