Senillosa: Cansados de esperar al Epas, el municipio comenzó a arreglar caños


Los problemas de roturas de caños en ciudades de la provincia son moneda corriente. De esto sabe mucho el vecino de Neuquén capital, como de Cutral-có-Plaza Huincul, que reiteradamente sufren el faltante de agua, pero también se presenta en localidades más pequeñas como Piedra del Águila o Senillosa.

Los arreglos de calles son en vano ante la rotura de caños de agua.

Los arreglos de calles son en vano ante la rotura de caños de agua.

En esta última localidad, desde hace varias semanas se padece el derroche de agua sobre calles de alto tránsito que perjudica a automovilistas y transeuntes. Pero esta vez, desde el municipio se determinó intervenir sobre las pérdidas con mano de obra local, ante la difícil situación que padece el Epas, y las pocas garantías de una solución rápida. Esto generó un conflicto que merece un párrafo.

En este sentido, el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Senillosa, Basilio Ramirez, habló con neuquen24horas.com, y explicó que “hace varios meses venimos trabajando en la reparación de calles de tierra, pero es imposible mantenerlas en buen estado ya que las pérdidas de agua atentan contra los trabajos que con mucho esfuerzo llevamos adelante”.

Dijo que esa situación derivó en tomar la decisión de intervenir con mano de obra municipal para terminar con los eternos problemas en la localidad. “Decidimos con personal idóneo del municipio comenzar a arreglar la rotura de estos caños que inundan las calles, principalmente sobre Pascual Puente, Córdoba y Urquiza”, dijo Ramirez.

Por su parte, el subsecretario de Planificación y Servicios Públicos de la provincia, Alejandro Nicola, confirmó que una cuadrilla del Epas, llegó a realizar las reparaciones y se encontró con los empleados municipales, lo que generó un conflicto.

“Había en varios lugares pérdidas en la red que había que reparar, y se puso a trabajar el Epas para resolverlo a través de una cuadrilla contratada, una cuadrilla que presta servicios acá en Neuquén Capital, y mientras estaba viajando esa cuadrilla para allá, personal (del municipio) intentó hacer una reparación, cosa que no correspondía, y por eso se suscitó ahí una discusión y un problema, y bueno, se fue la gente del municipio, se retiró, y vino la cuadrilla y terminó de hacer las reparaciones”.

Desde el municipio aseguran que los trabajos de reparación y mantenimiento de calles genera un gasto para la localidad que no se puede hacer todas las semanas. En este caso, el organismo responsable de reparar los caños de agua es el Epas, hoy con un conflicto gremial.

Cansados de esperar una solución, se decidió echar mano para terminar de una buena vez con los permanentes charcos que arruinan las arterias. La decisión, acertada o no,  ayudó a que una cuadrilla del Epas llegue hasta Senillosa y comience con las tareas para solucionar las pinchaduras de los caños.

Hay que tener en cuenta que desde el año pasado, muchos municipios utilizan mano de obra propia para realizar los arreglos de las escuelas. Si bien el presupuesto es derivado de Gobierno, no sería descabellado pensar en implementar un mecanismo que permita a los municipios contar con fondos para resolver de manera inmediata una rotura de un caño que significa dejar, muchas veces, sectores sin agua, o como en este caso, calles inundadas por muchos días.

Los Barreales para julio

Alejandro Nicola, dijo además que en el mes de julio la obra que vendría a resolver los problemas del faltante de agua en la Comarca petrolera, se inauguraría en julio. Aunque precisó que los vecinos de estas dos localidades “gastan mucha agua”.

“Se estima que se va a estar terminando para mediados de este año, para julio de este año, pero aporta una solución, un granito de arena más a esto. Pero el tema es trabajar en la solución de lo que está, porque con el bombeo que hay hoy, con la falta de tratamiento que hay hoy, con los acueductos que hay hoy hasta Cutral Có, debería abastecerse bien las 2 localidades”.

Y agregó: “Lo que pasa que cuando uno empieza a buscar algunos números el consumo promedio por habitante, por día debería estar como máximo en 350 litros y en esa zona está en 750, 800 litros por día. Entonces, no hay forma de poder abastecer algo que está a más del doble de lo que debería ser el consumo promedio que hay que abastecer”.

Para Nicola, la solución en Cutral-có/Plaza Huincul sería que la gente deje de consumir tanta agua. Nos preguntamos, ¿como se puede conocer con certeza este dato de consumo diario por habitante cuando no hay un medidor que minimamente pueda calcular esa cifra?.  De todas formas, el postergado compromiso de la obra Los Barreales estará culminado en julio, al menos eso dijo el funcionario en una entrevista con Pancho Casado por LU5 AM.

Comments

comments