Simulan plan de contingencia por derrame de petróleo sobre el río Neuquén


Un simulacro de derrame de hidrocarburos en el curso del río Neuquén puso a prueba un plan de contingencia ante una eventual contaminación del suelo y del curso de agua. “Desde el municipio estamos enfocados a exigir a las empresas estas prácticas para que sepan cómo actuar porque lo esencial en este tipo de eventos es el tiempo, el tiempo es oro y hay que saber cuál es el camino correcto”, comentó la subsecretaria de Medio Ambiente, Silvia Gutiérrez.

simulacro2

La simulación se realizó hoy sobre la toma de agua del Ente Provincial de Aguas y Saneamiento (EPAS) con un amplio despliegue técnico y logístico a cargo de la empresa OLDELVAL.

Comenzó con la supuesta rotura de un oleoducto de alta presión de petróleo por parte de la maniobra inadecuada de una retroexcavadora con el consecuente avance del crudo sobre dos hipótesis posibles: contener el flujo aspirándolo antes de que llegue al río y de llegar, derivar la mancha aguas abajo hacia una zona de operación y de recuperación.

Una de las primeras acciones observadas fue proteger la toma de agua y la colocación de barreras de contención en el curso del río para evitar que la supuesta mancha de hidrocarburos -simulada con semillas de girasol- avance y pueda ser encauzada a un área de control emplazada a unos 5 kilómetros de distancia del siniestro.

simulacro01

Gutiérrez apreció que este simulacro de alcance total tuvo como objeto evaluar la aplicación del plan de contigencias de la empresa y celebró la iniciativa de la empresa de hacerlo público, contando con la asistencia de funcionarios de la Autoridad de Cuencas, de la provincia de Río Negro, de personal de Defensa Civil de la Municipalidad de Neuquén y de Prefectura Naval.

“Con la empresa estuvimos hablando de otros puntos críticos que pueden existir en la ciudad porque el oleoducto de alta presión atraviesa hoy sectores que antes eran despoblados y ahora hay asentamientos”, dijo y apreció que “entonces tenemos que revisar también esos puntos, sobre todo porque el petróleo tiene la sensibilidad de la contaminación”.

Por su lado, el gerente de OLDELVAL, Jorge Vugdelija, deslizó que la simulación da cuenta de un caso “improbable” por las medidas de seguridad adoptadas por la empresa pero no obstante, “debemos estar preparados ante una eventualidad, como que un tercero maneje descuidadamente una máquina retroexcavadora”.

“Este evento nos da la posibilidad de hacer una evaluación, un aprendizaje y seguir mejorando los planes de respuesta”, sostuvo y anticipó que “sobre el cierre de la actividad tenemos previsto hacerla con las autoridades presentes”.

Comments

comments