Tensión: China asume el control del consulado estadounidense en Chengdu


Beijing ordenó el cierre a finales de la semana pasada en represalia por una orden estadounidense para cerrar la misión diplomática asiática en Houston hace unos días.

Las autoridades chinas tomaron el control el lunes del antiguo consulado estadounidense en la ciudad de Chengdu, en el suroeste de China, después de ordenar su cierre en medio de crecientes tensiones entre las dos potencias.

La “crisis de los consulados” es el incidente diplomático más serio hasta el momento dentro de un deterioro generalizado de las relaciones entre los dos países, que se encuentran en el momento más bajo desde 1979, cuando ambos Gobiernos establecieron lazos plenos. Aunque las tensiones han ido en aumento desde el comienzo de la pandemia de coronavirus y el intercambio de reproches en torno al origen y la gestión de la enfermedad, se han disparado desde que China impuso una ley de Seguridad Nacional para Hong Kong que entró en vigor el 30 de junio y que Estados Unidos considera que pone fin en la práctica a la amplia autonomía del enclave.

Si ya ambos habían intercambiado expulsiones de periodistas, en las últimas semanas se han impuesto sanciones recíprocas en torno a Hong Kong, Tíbet y la región de Xinjiang -hogar de la minoría uigur, de religión musulmana-. Además, Pekín ha anunciado castigos por una nueva venta de armamento estadounidense a Taiwán, y Washington ha declarado ilegales la mayor parte de las reclamaciones territoriales de Pekín en el mar del Sur de China. El jueves, el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, pronunciaba un discurso en el que, con lenguaje propio de la Guerra Fría, lanzaba un llamamiento al “mundo libre” a presionar contra la “tiranía” china.

Este lunes, la bandera estadounidense fue retirada de la misión en Chengdu a las 6:18 de la mañana, informó la televisora estatal china CCTV en su cuenta de redes sociales.

La policía acordonó una zona de dos a tres cuadras alrededor del consulado, cortando virtualmente cualquier vista de la propiedad, incluida de la bandera. Unos pocos vehículos pudieron pasar tras revisiones de la policía y se pudo ver a otros moviéndose a la distancia.

Camiones de mudanzas llegaron al consulado estadounidense en la víspera y se fueron unas pocas horas después. El domingo por la noche, unos remolques de plataforma ingresaron al complejo. Uno salió más tarde cargando un contenedor de gran tamaño y una grúa.

Antes de que la zona fuera acordonada, el inminente cierre del consulado atrajo a un flujo constante de espectadores durante el fin de semana mientras Chengdu, al igual que Houston, se encontró en el centro de la atención política internacional.

Comments

comments