Terremoto México: Maestros y alumnos envían mensajes desde los escombros


Gracias a la tecnología unos ya han sido rescatados, otros solo localizados y buscado la mejor estrategia para llegar a ellos.

No hay más descripción que tragedia para llamar a lo sucedido el día de ayer, luego de a sacudida ocasionada por un gran sismo de magnitud 7.1 con epicentro en Morelos y Puebla, que tiene severamente dañados a otros estados, siendo el más afectado la Ciudad de México.

El Colegio Enríque Rébsamen se ha convertido en el símbolo de la tragedia en México y es que no es por demás esta se vino abajo sepultando a decenas de alumnos, se impartían clases de preescolar hasta sexto de primaria dentro de la misma quedaron maestros.

Las cifras hasta el momentos reportan que al menos 21 niños murieron aplastados en este lugar y los desaparecidos suman 30.

Debajo de los escombros hay luces de esperanza, hay maestros y alumnos que se han comunicado por medio de mensajes de texto en el trascurso de la noche.

“Toda la noche hemos estado aquí y pues nada más se oyen los aplausos cuando sacan a un niño”, dijo Emilio Fernández uno de los vecinos de la colonia Oriental Coapa.

Ellos como un conjunto de elementos de la Marina, Ejército así como los llamados Topos y más elementos de rescate, han estado trabajando en conjunto, abriendo paso, moviendo escombros y guardando prudencia cuando se les pide ante esta situación que aún es de riesgo.

 

“Estoy bien, estoy con otros cuatro niños atrapados, ayúdennos, tenemos sed”; fue el mensaje que recibieron los papás de la menor seis horas después de que la escuela colapsó.

El mensaje les dio esperanza y los alertó: “¡Mi hija está viva, ayúdenla por favor, por el amor de Dios, está viva!”, se desgarraba Perla, madre de Fátima, entre las 17:00 y las 21:00 horas fueron rescatados cuatro niños: Sergio Ramírez, Miriam Rodríguez, Diego Hernández Ramírez y Fátima.

“Una chica que se llama Frida habló por WhatsApp con su madre anoche y le dijo donde estaba, para que la pudieran ubicar bajo los escombros”, aseguró hoy la voluntaria María Elena Villaseñor desde el Colegio Enrique Rébsamen.

Hasta el momento La Marina y el Ejército mantienen acordonada la zona y en las casas aledañas están los padres de familia, quienes con esperanza esperan encontrar a sus familiares con vida.

Autoridades de los servicios de emergencia informaron que hay varios niños atrapados y también dieron a conocer que el edificio que colapsó tiene áreas huecas, por lo que creen que los pueden encontrar con vida.

Más de 10 ambulancias de encuentran a media calle de la escuela Rébsamen a la espera de que sean requeridas.

Mientras tanto, militares, policías, rescatistas y gente se acercan a dejar agua, galletas, tortas, cobijas y café, entran y salen del lugar esperando lo mejor y con la idea de rescatar a más personas atrapadas.

Comments

comments