Tragedia de Brasil: “Nunca fue nuestra intención matar a todos esos jóvenes”


“La prisión es el menor castigo para nosotros. Nuestra culpa se extiende más allá”, admitió en Facebook la banda brasileña tras la tragedia en la discoteca Kiss.

“La prisión es el menor castigo para nosotros en una situación como ésta", dijo el grupo.

“La prisión es el menor castigo para nosotros en una situación como ésta», dijo el grupo.

Los músicos de la banda Gurizada Fandangueira, cuyo espectáculo originó el incendio en la discoteca brasileña Kiss que dejó 234 muertos y 106 heridos, admitieron su culpabilidad al confirmar que fueron ellos quienes ingresaron los fuegos artificiales al local y aseguraron que no evitarán asumir la responsabilidad del caso.

“La prisión es el menor castigo para nosotros en una situación como ésta. Nuestra culpa se extiende más allá”, publicaron en su cuenta oficial de Facebook.

La investigación gubernamental señaló que las llamas se habrían generado por los fuegos artificiales utilizados en la presentación del grupo.

“Es fácil juzgarnos. Hemos perdido a alguien, igual que los demás. Sí, nos sentimos culpables. Nunca fue nuestra intención matar a todos esos jóvenes, destruir los sueños de cada uno y, sobre todo, destruir la vida de la familia y los amigos”, admitieron los miembros de la banda.

“Dos miembros de nuestro grupo han sido detenidos. Uno ha muerto. Si es lo que tiene que ser, seguirán presos”, comentaron en la red social y añadieron que no tenían intención de matar a nadie y que la pirotecnia era para animar el espectáculo como lo hacían siempre.

La presidente de Brasil, Dilma Rousselff, decretó tres días de luto nacional e interrumpió su visita a Chile, donde se realizó la Cumbre de la Celac y la Unión Europea, para visitar personalemnte Santa María, la ciudad donde ocurrió la tragedia. 

 

Comments

comments