Tras la tormenta, Senillosa agradece la solidaridad y respira aliviada


A una semana de la histórica tormenta que azotó la región y que dejó a cientos de damnificados  en distintas localidades neuquinas, Senillosa agradeció a las empresas, fuerzas vivas y a los vecinos por la colaboración.

El trabajo de contención sobre los canales de riego fue la clave para evitar un desborde.

El trabajo de contención sobre los canales de riego fue la clave para evitar un desborde.

Tras la tormenta en la región, Senillosa fue una de las ciudades que mejor soportó la furia de la tormenta Lucrecia hace una semana. El alerta temprana colaboró para que se tomaran las medidas correctas y evitaran así,  males mayores.

Si bien hubo alrededor de 40 evacuados que fueron asistidos por la comuna, hoy más tranquilos, todos coinciden en que los trabajos previos a la llegada del temporal sobre los canales de riego fueron la clave para contener el desborde del agua.

Algunas de las calles principales de la ciudad quedaron inundadas.

Algunas de las calles principales de la ciudad quedaron inundadas.

«Con el acompañamiento de mucha gente, fuerzas vivas y empresas, se logró, por un lado, la asistencia de los damnificados y por otro, el control del avance del agua proveniente del sector barreales», dice el comunicado difundido esta tarde por el municipio a cargo de Hugo Moenne.

Dice el texto que la cosa no pasó a mayores por el «fruto de quienes colaboraron en forma totalmente responsable y desinteresada».

En esta localidad aun quedan unas 10 personas evacuadas que son atendidas por el municipio.

Comments

comments