Tras masivo apagón Maduro pidió la renuncia de todos sus ministros


La vicepresidente venezolana, Delcy Rodríguez, anunció que el dictador solicitó a todos los ministros “poner sus cargos a la orden” para llevar a cabo una profunda “reestructuración” del gobierno bolivariano “para blindar la patria ante cualquier amenaza”.

Nicolás Maduro reestructurará su gabinete de gobierno, informó este domingo la vicepresidenta Delcy Rodríguez, tras el peor apagón en la historia de Venezuela, por lo que pidió la renuncia de todos sus ministros.

El dictador chavista “ha solicitado a todo el Gabinete Ejecutivo poner sus cargos a la orden, a los efectos de una reestructuración profunda de los métodos y funcionamiento del gobierno bolivariano para blindar la Patria (…) ante cualquier amenaza”, señaló Rodríguez en Twitter.

El anuncio llega luego que el 7 de marzo un apagón paralizara el país durante una semana.

Maduro lo atribuyó a “ciberataques” de Estados Unidos con respaldo de la oposición, aunque el sábado, durante un recorrido por las principales centrales hidroeléctricas, prometió ir a una “transformación profunda” de las empresas del sector.

Los cortes de electricidad son frecuentes en el país petrolero, y sistemáticamente el ministro de Electricidad, general Luis Motta, los atribuye a sabotajes de la oposición, que por su parte denuncia el abandono de la infraestructura y corrupción.

El del 7 de marzo afectó a 22 de los 23 estados, además de Caracas, provocando la interrupción del suministro de agua y el colapso de la banca electrónica, vital ante la escasez de dinero en efectivo.

Asimismo, más de 20 personas murieron en los hospitales ante la falta de atención. El régimen, no obstante, desmiente que se hayan registrado muertos.

Recién cinco días después de la falla, Maduro anunció que el servicio de energía había sido restablecido en casi toda Venezuela.

La emergencia obligó a suspender la jornada laboral hasta el pasado jueves, mientras que las clases se reanudaron este lunes.

La reestructuración del gabinete también se produce en medio de la presión local y externa liderada por el presidente interino Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países, encabezados por Estados Unidos.

Guaidó se proclamó el pasado 23 de enero ante un multitud, luego de que el Parlamento de mayoría opositora declarara “usurpador” a Maduro por estimar “fraudulenta” su reelección el 20 de mayo de 2018.

Comments

comments