Trump desata una masacre entre Palestina e Israel: 60 muertos y 2700 heridos


La franja de Gaza vive uno de sus peores momentos desde que Donald Trump tomó la decisión de trasladar la embajada de Estados Unidos a Jerusalén. Más de 4 mil efectivos policiales de Norteamérica custodian la mudanza.

Se trata del conflicto más violento y trágico de los últimos 4 años, con la pérdida de vidas inocentes como lo era la de una beba de ocho meses que desde ayer se suma a las otras 59 víctimas fatales. Palestina e Israel continúan luchando por el traslado de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén. Como saldo, hay que tener en cuenta también las 2.700 personas que están con graves heridas de bala y que podrían aumentar la cantidad de muertos.

Miles de palestinos marcharon para enterrar a sus fallecidos en el aniversario número 70 desde que se les expulsó de sus tierras con la creación del Estado de Israel, en 1948. Por su parte, el presidente Trump le da la espalda a Palestina y reconoce que Jerusalén es capital única de Israel. Dichas declaraciones estallaron la lucha, ya que los palestinos piden que se les reconozca como un país independiente con capital en Jerusalén Oriental. Al estar la ciudad en disputa, se suponía que ninguna embajada podía residir en ese lugar. Sin embargo, los Estados Unidos hacen oídos sordos a las condiciones establecidas y serán los primeros en plantarse en Tierra Santa.

En la franja de Gaza, frente a la valla de seguridad que los separa al enclave de Israel, habrán más manifestaciones. Afirman que todas las movilizaciones son por iniciativa civil y de manera pacífica. Del otro lado, francotiradores israelíes apuntan amenazantemente a los manifestantes palestinos, que con fuego y humo tratan de bloquearles la visión y así evitar que les disparen.

 

Comments

comments