Un hombre negro recibió 7 disparos de la policía cuando se subía a su camioneta


Un nuevo caso de violencia policial conmociona a EEUU.

El hecho sucedió este fin de semana en Wisconsin y el video que trascendió causó indignación. En las imágenes se ve a policías locales disparar siete veces contra un hombre al que intentaban detener y que ahora lucha por su vida.

El video muestra a dos policías siguiendo a un hombre negro con armas en la mano mientras este camina desde el lado del pasajero de un vehículo gris hacia el lado del conductor. Cuando el hombre abre la puerta del vehículo e intenta entrar, se ve a uno de los agentes que lo agarra de la remera y comienza a dispararle.

El hombre se desploma sobre el volante de tal forma que activa la bocina del vehículo. Según se supo, en el interior de la camioneta estarían los hijos del agredido.

Por ahora el hecho no está del todo claro. Al parecer la policía llegó al lugar por un disturbio doméstico, pero se desconoce cuáles fueron los pormenores que desataron el acto de violencia. El hombre que recibió los disparos no estaba armado y en ningún momento se observa en el video que agreda a los oficiales.

El gobernador de Wisconsin, Tony Evers, identificó a la víctima como Jacob Blake en un comunicado emitido poco después de que ocurriera el incidente. Evers dijo que Blake resultó gravemente herido cuando recibió varios disparos.

«Esta noche, Jacob Blake recibió varios disparos en la espalda, a plena luz del día, en Kenosha, Wisconsin. Kathy y yo nos unimos a su familia, amigos y vecinos para esperar sinceramente que no sucumbiera a sus heridas. Si bien aún no tenemos todos los detalles, lo que sabemos con certeza es que él no es el primer hombre o persona de raza negra que ha sido baleado, herido o asesinado sin piedad a manos de individuos en las fuerzas del orden público en nuestro estado o nuestro país», dijo Evers en su declaración.

En un comunicado, el Departamento de Policía de Kenosha dijo que el tiroteo en el que hay un agente involucrado ocurrió cuando estaban respondiendo a un incidente doméstico en la cuadra 2800 de la calle 40 a las 5:11 pm,

Según la policía, los agentes inmediatamente comenzaron a prestar ayuda y la persona fue transportada vía aérea al Hospital Froedtert, en Milwaukee, en estado grave.

Después del tiroteo, la Policía de Kenosha solicitó al Departamento del Sheriff de Kenosha y a la Patrulla Estatal de Wisconsin que la escena fuera entregada a una agencia que no sea la Policía de Kenosha, según el comunicado. La División de Investigación Criminal del Departamento de Justicia de Wisconsin investigará este tiroteo.

El abogado Benjamin Crump le dijo a CNN que la familia de Blake se acercó a él para pedirle ayuda. Crump dijo que los tres hijos pequeños de Blake estaban en el auto cuando le dispararon.

«Vieron a un policía dispararle a su padre. Estarán traumatizados para siempre. No podemos permitir que los policías violen su deber de PROTEGER. ¡¡Nuestros niños merecen algo mejor!!», dijo Crump en una publicación en Twitter.

Después del tiroteo, el condado de Kenosha declaró un toque de queda de estado de emergencia en todo el condado desde las 10:15 pm del domingo hasta las 7 am del lunes.

Comments

comments