Un nene de tres años vive un calvario tras sacarle los dos riñones por error


El chiquito tenía un tumor en un riñón. El martes fue trasladado de Bolivia a Brasil para recibir un tratamiento especializado. El médico se encuentra con prisión preventiva.

Un nene de tres años vive un verdadero infierno luego de que por un supuesto error médico le extirparan los dos riñones en un hospital de su país, uno sano y otro con un tumor. El pequeño lucha por su vida y fue trasladado el martes desde Bolivia a Brasil para recibir un tratamiento especializado. El médico que realizó la operación tiene antecedentes y se encuentra en prisión preventiva.

Sebastián viajó desde la ciudad boliviana de Santa Cruz a la brasileña de Sao Paulo acompañado de personal médico y familiares en un vuelo comercial de la estatal Boliviana de Aviación (BoA).

La responsable de la Niñez en el Ministerio de Justicia de Bolivia, Ninoska Durán, aseguró que el pequeño “está estable”, en declaraciones a los medios en el aeropuerto internacional de Santa Cruz.

El menor fue ingresado en el avión mediante un protocolo previsto para este tipo de casos, sin esperas en el aeropuerto, al que fue trasladado en ambulancia desde un hospital, explicó Durán.

El ministerio detalló en un comunicado que Sebastián viajó acompañado de sus padres y de dos médicos especialistas, un nefrólogo y un pediatra, con el equipamiento necesario para actuar en caso de complicaciones del pequeño.

A su llegada a Sao Paulo está previsto que representantes del consulado boliviano en esta ciudad esperen al menor para llevarlo en un ambulancia pagada por el Gobierno de Bolivia al Instituto de Tratamiento de Cáncer Infantil, según este departamento.

Sebastián, que recibe tratamiento de hemodiálisis, será atendido con quimioterapia en este centro de referencia en oncología, ya que padece cáncer de pulmones. El tratamiento será durante el tiempo necesario antes de que en un futuro se pueda plantear un trasplante de riñón.

Por su parte, el abogado Abraham Quiroga, que defiende al médico que operó al nene, Róger Moreno, acudió al aeropuerto cruceño para transmitir el apoyo del profesional a la familia del menor.

Quiroga declaró a los medios que el doctor está preocupado porque Sebastián reciba los tratamientos necesarios y para que los familiares tengan el apoyo que requieran.

El abogado comentó que el médico “está afectado”, con un “compromiso de reparación” hacia el nene y en espera de declarar ante autoridades judiciales “qué es lo que pasó en el quirófano”, en el marco de las diligencias para investigar el caso.

El caso de Sebastián tuvo una amplia repercusión en medios de distintos países y en Bolivia suscitó tanto la solidaridad con el pequeño y su familia, de escasos recursos, como la indignación al conocerse que el médico ya fue procesado antes por mala praxis.

Róger Moreno fue procesado en 2012 por la muerte de un nene después de que olvidara material quirúrgico dentro de su cuerpo al operarle, aunque no fue condenado.

Comments

comments