Un pai umbanda de Confluencia alquilaba armas a delincuentes


La víctima de un asalto en Cuenca XV ayudó a desentrañar el accionar delictivo.

La brigada de investigaciones de la Comisaría 18 realizó una serie de allanamientos en tomas del oeste y en Confluencia, donde secuestraron un arsenal de armas de grueso calibre. Un pai umbanda de Confluencia, además de sus trabajos rituales era quien las alquilaba a delincuentes.

Bajo las órdenes de la Fiscalía de Robos y Hurtos, la brigada de investigaciones de la Comisaría 18 comenzó a trabajar sobre un hecho delictivo ocurrido en el barrio Cuenca XV que los llevó a desbaratar una banda del Oeste y dar con el proveedor de las armas que utilizaban para cometer los ilícitos.

El 9 de mayo, pasadas las 20, el dueño de un local de comidas fue a realizar una entrega en una vivienda del barrio Cuenca XV. Allí malvivientes lo apuntaron con un arma de fuego y tras quitarle la recaudación del día y la comida, se llevaron también el auto. Al alejarse de la victima uno de los delincuentes llamo por su apodo a otro y este dato fue clave para desbaratar a la banda.

La línea investigativa que habían podido hilvanar daba cuenta de que los autores del robo vivían en dos casas en el barrio Toma Norte, una en Almafuerte y otra, clave, en el barrio Confluencia. Con el apoyo de efectivos de la Metropolitana, la brigada de investigaciones de la Comisaría 18 concretó cuatro allanamientos el día jueves, que dieron como resultado el secuestro de un arsenal: dos escopetas de doble caño, una carabina automática, otra de hombro, tres pistolas y más un centenar de municiones de diverso calibre y dos silenciadores tipo caseros.

Además siete personas fueron demoradas, el pai y la banda de delincuentes del oeste. Todos fueron puestos a disposición de la fiscalía, que les notificó de la investigación que los involucra.

Ahora, a los investigadores y al fiscal les resta atar algunos cabos para poder determinar cómo actuaban y aportar pruebas para formular cargos.

Comments

comments