Un profesor de educación física recibió 22 años de prisión por abusar del 8 niños


Condenaron a 22 años de prisión a un profesor de educación física acusado de abusar sexualmente de ocho alumnos menores de edad en dos guarderías en las que trabajaba en el 2013.

58371ff48729c

El Tribunal Oral en lo Criminal número 4 de la ciudad de Morón consideró al hombre «autor penalmente responsable de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante» y «corrupción de menores», agravados por ser cometidos «por el encargado de su educación».

Los hechos juzgados se remontan a mayo de 2013, cuando Volta era profesor de Educación Física en el Instituto Almirante Brown, de Haedo, y en el jardín de infantes 914, de Morón, ambos en la zona oeste del conurbano bonaerense. Padres de alumnos de 2, 3 y 4 años de ambas instituciones acusaron a Volta de proponer a sus hijos «juegos» a los que llamaba «el oso dormilón», «el perrito», o «el lobo», que en realidad «eran hechos de abuso sexual».

Con respecto a las pericias físicas sobre los menores, el fiscal advirtió que «no hubo acceso carnal sino gravemente ultrajante, tocamientos. Lo que sucede es que hay cambios de conducta en los chicos que han padecido abusos, que comienzan a repetir en su vida y eso hizo que se empezaran a atar cabos».

La duración de la pena coincide con la que pedía la fiscalía pero se aleja de los 40 años que solicitaban los familiares de las víctimas.

El condenado estaba en prisión desde mayo de 2015, cuando fue detenido tras permanecer prófugo un año y dos meses.

Celina, una amiga del acusado que esperaba la sentencia en la puerta del tribunal, cuestionó la decisión judicial y pidió a los medios que «investiguen las instalaciones del colegio para conocer los espacios» donde Volta habría abusado de sus alumnos.

«Conocemos los detalles de la causa y nunca pudo suceder lo que dicen que pasó. Hasta los directivos salieron en favor de él, los docentes. Los jueces ni fueron a la escuela, sino se darían cuenta de que el lugar donde se daban clases de educación física era un lugar abierto donde no podría haber pasado nada de lo que dicen», aseguró.

«Estamos acá para acompañar a Mariano porque quieren manchar la docencia, les pedimos que nos ayuden a investigar», agregó la mujer, quien estaba acompañada por familiares y amigos de Volta.

Comments

comments