Una de las absueltas por el caso Marita Verón fue procesada por drogas


Se trata de Liliana Medina, quien en julio de 2012 fue detenida en la Terminal de ómnibus de la capital riojana cuando la policía le incautó cerca de 800 gramos de cocaína.

Liliana Medina, una de las 13 personas absueltas en el juicio por el secuestro y desaparición de Marita Verón, fue detenida en julio de 2012 en la terminal de ómnibus de La Rioja cuando la policía la sorprendió  con 74 tizas de cocaína, un peso aproximado de 800 gramos, en su poder.

En este caso, el juez federal Daniel Herrera Piedrabuena, decidió ayer elprocesamiento y prisión preventiva nuevamente de la reconocida “madama” riojana, por considerar su participación en el transporte de estupefacientes.

Durante dicho procedimiento también fueron apresadas dos mujeres y el remisero que trasladaba a Medina, acusada de haber regenteado una red de prostíbulos donde esclavizaban a mujeres, que había ido a la terminal a esperar a dos jóvenes que llegaban de Tucumán y una de ellas le habría entregado el paquete en cuyo poder se halló la droga al momento de ser requisada.

En ese momento, Medina estaba imputada en el juicio por el «Secuestro, Desaparición y Promoción de la Prostitución de María de los Angeles Verón», por lo que el juez federal debió esperar que finalice el juicio, en donde salió absuelta, para poder pedir el traslado de Medina desde Tucumán, y así poder indagarla, hecho que ocurrió el 21 de diciembre de 2012.

Luego, Herrera Piedrabuena decidió procesarla y dictarle la prisión preventiva y así se lo informó al abogado de la detenida, Jorge Cáceres.

El juez federal Daniel Herrera Piedrabuena, decidió ayer el procesamiento y prisión preventiva nuevamente de la reconocida “madama” riojana.

De esta manera, la mujer que estaba alojada en la Comisaría de la Mujer a la espera de la decisión del juez, fue trasladada al Servicio Penitenciario Provincial, en donde deberá esperar un nuevo juicio.

A comienzos de año, Medina ya había sido detenida, cuando la policía encontró más de un kilo de marihuana en una vivienda que le adjudicó como de su propiedad.

Pero luego, ante la Justicia, logró zafar de la imputación probando que en esa vivienda se domiciliaba otra persona de su vínculo familiar y no ella.

Comments

comments