Una deuda dejaría a cientos de pacientes carenciados sin tratamiento de diálisis


Centros de salud de toda la Argentina se verían obligados a interrumpir los tratamientos de pacientes que requieren diálisis.

Se trata de personas que están incluidos en el plan federal Incluir Salud y que a partir de febrero, por la deuda que las provincias mantienen con los prestadores privados tendrían que interrumpir sus tratamientos.

El programa Incluir Salud está bajo la órbita de la Agencia Nacional de Discapacidad y brinda cobertura médico-asistencial a todas las personas titulares de pensiones nacionales no contributivas, beneficiarios de pensiones especiales, como ex combatientes de Malvinas, y beneficiarios de pensiones graciables.

Desde enero de 2019 los fondos deben ser girados desde el Ministerio de Salud de la Nación a las provincias para que se realicen los pagos a las instituciones que se encargan de los tratamientos médicos.

En el caso de los tratamientos de pacientes que necesitan diálisis, las provincias contratan servicios privados y desde ahí surgen los reclamos por los atrasos en los pagos.

El reclamo, que se repite en casi todas las provincias, podría derivar en que queden sin atención médica cientos de pacientes que deben ser dializados.

Algunos prestadores señalaron que no pueden cumplir con el servicio de traslado de las personas hasta los centros de salud ni con la compra de insumos dolarizados ni con el pago de salarios de sus empleados.

Comments

comments