Una dieta verde disminuye las ganas de fumar


Las frutas y vegetales calman la ansiedad que empuja a seguir fumando. Cómo reducir la dependencia de la nicotina.

TABACO

Según un estudio publicado en la revista Nicotine and Tabacco Research, tras una encuesta realizada a 1.000 fumadores estadounidenses de más de 25 años de edad durante un período superior al año, se concluyó que los fumadores que incoporan frutas y vegetales en las dietas diarias generaron menor dependencia de la nicotina. Es decir, más posibilidad de negarse al consumo de tabaco.

Es que la ingesta de frutas, verduras y hortalizas ricas en vitaminas C y A, zinc y selenio genera una considerable mejoría en la salud del fumador. ¿A qué se debe esto? Es que al contener gran cantidad de fibras, este grupo de alimentos sacian la ansiedad que empuja a consumir otro cigarrillo.

Los investigadores estadounidenses aseguraron que «estos alimentos no realzan el sabor del cigarrilo, como sí lo hacen la carne, la cafeína o el alcohol». El efecto contrario que producen las frutas y vegetales ayuda a que no se realce el sabor del cigarrillo. A este grupo de «alimentos positivos» se le suman las hortalizas y los productos lácteos.

Por el contrario, consumir abundante carne, alcohol o café realza su sabor, haciendo más atractivo el hábito de fumar. Este estudio demuestra que el hábito de fumar parece estar reforzado por el consumo habitual de ciertos alimentos que potencian su sabor. Investigaciones previas señalan que los que fuman menos o no suelen fumar consumen más frutas y vegetales. Pero ahora, tras esta investigación, se explica por qué las frutas y hortalizas condicionan ese vínculo con el tabaquismo, y no a la inversa.

Comments

comments